Lydia Cacho, sobrevivir en la impunidad

Llegué a Cancún según yo a hacer poesía o periodismo cultural pero la vida me llevó a donde quería menciona Lydia María Cacho Ribeiro que en diciembre de 2005 fue víctima de una detención arbitraria en Cancún en un fuerte operativo de seguridad por agentes de la Procuraduría General de Justicia del estado de Puebla, a partir de ese momento la vida de Lydia y de los habitantes de México sería distinta.

Lydia María Cacho Ribeiro fundó el Centro Integral de Atención a las Mujeres CIAM Cancún A.C. para atender de manera especializada los casos de víctimas de violencia sexual y doméstica a mujeres y niños, a partir de esta labor Lydia Cacho comienza a investigar y documentar los testimonios de sobrevivientes de una red de pederastía que e
n su libro Los Demonios del Edén, Lydia Cacho señala al empresario de Cancún Jean Succar Kuri como la persona que encabezaría dicha organización, así acusa al empresario Kamel Nacif de tener nexos con esta organización y los hechos que afectarían la vida de personas menores de edad.

Hace 11 años Lydia Cacho tras 20 horas de detención en Puebla, la activista y escritora es liberada después de depositar 6 mil dólares de fianza, su caso salió a la luz pública gracias a la grabación realizada y publicada en diversos medios de comunicación. El secreto a voces de los contubernios en negocios ilícitos entre empresarios y gobierno fue confirmado por los ciudadanos del País al escuchar las comunicación entre Kamel Nacif y el gobernador de ese entonces Mario Marín Torres, además durante las conversaciones hubieron otros implicados como Pablo Salazar Mendiguchía quien fuera el gobernador de Chiapas en esos años.

Actualmente Lydia Cacho continúa su labor periodística a pesar de las diversas agresiones y llamadas con amenazas de muerte que ha recibido en distintos años desde ese traumático acontecimiento del 2005.


Lydia Cacho nos ayuda a reflexionar sobre todas esas otras historias que no llegaron a la opinión pública y que han sucedido y desafortunadamente están ocurriendo en nuestro país donde según la organización Reporteros Sin Fronteras México es uno de los lugares más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo.

¿Cómo es vivir sobrevivir en la impunidad?, ¿hasta cuando?

 

Fuente: Proceso,