Manifestación del movimiento de parteras de Chiapas Nich Ixim (7 de diciembre de 2018 a las 10:00 a.m.)

El día 7 de diciembre de 2018, a las 10:00 a.m., se llevará a cabo una marcha desde la Unidad Administrativa a la Plaza de la Paz de San Cristóbal de Las Casas Chiapas, en el marco del 4to. Encuentro del Movimiento de Parteras de Chiapas Nich Ixim, la cual concluirá con la celebración de un altar maya con elementos de todos los municipios de procedencia de las parteras asistentes a este encuentro.

 

El acto tiene como objetivo visibilizar el gran aporte de las parteras a la salud en el Estado de Chiapas y de México, así como reivindicar sus conocimientos y prácticas ancestrales que continúan vivas y son la preferencia de atención de gran parte de las mujeres en el estado. A pesar de ello, en el contexto actual, el ejercicio de la partería tradicional se encuentra amenazado.

 

Los saberes de las parteras forman parte del patrimonio cultural colectivo de Chiapas y por tanto se deben proteger y cuidar.

 

La tradición de la partería y sus conocimientos han pasado de generación en generación y gran parte de las mujeres en Chiapas prefieren seguirse atendiendo con las parteras. La partería en el Estado es practicada por miles de mujeres y algunos hombres que portan conocimientos y prácticas ancestrales que heredaron de sus antepasados, y que se actualizan periódicamente con capacitaciones. Si bien vienen de la tradición, son saberes vivos que se concretan en las múltiples atenciones durante el ciclo reproductivo de las mujeres en todo el territorio.

 

Sin el aporte de las parteras las comunidades rurales, principalmente, no tendrían los cuidados necesarios durante el embarazo, el parto y el posparto. En 2017 tan sólo en Chiapas 39,285 mujeres fueron atendidas por parteras, casi uno de cada tres partos; en regiones indígenas como Selva o Los Altos más de la mitad fueron atendidos por ellas, en otros municipios llega a ser casi el 100% de los partos.

 

Se calcula que aproximadamente 5,000 parteras en el Estado de Chiapas: urbanas, rurales, mestizas, indígenas, hombres y mujeres, realizan múltiples servicios a las mujeres embarazadas, a la familia y a la comunidad; son la principal fuente de información y asesoramiento, en muchos casos, tanto para planificación familiar como para la atención del embarazo, parto y posparto y otras atenciones siempre desde el marco cultural de las mujeres a las que atienden. Las parteras son las únicas que aseguran la atención con enfoque intercultural y humanizado.

 

El movimiento de parteras de Chiapas Nich Ixim surge en 2015, a partir de reuniones, talleres y encuentros de parteras de diferentes municipios del Estado en los que se compartieron las dificultades y problemas que se enfrentaban para atender a las mujeres y para que estas lograran una atención respetuosa y de calidad por parte de las instituciones de salud.

 

El movimiento de parteras de Chiapas Nich surge para encontrar juntas las soluciones a las problemáticas y se definen tres demandas principales:

 

  1. Reconocimiento y respeto a los derechos de las parteras por parte de las instituciones y del gobierno estatal y nacional.
  2. Servicios de salud de calidad en el 1er, 2do y 3er. nivel de atención, para todas las mujeres durante el embarazo, parto y posparto y en específico a las que son trasladadas de urgencia por las parteras; así como para el recién nacido.
  3. Mejora de las condiciones de trabajo de las parteras por el sector salud, proporcionando los materiales necesarios para brindar una mejor atención, implementar intercambios permanentes de saberes, para mejorar las habilidades y destrezas de las parteras, así como presupuestos específicos que contribuyan al apoyo de las parteras y puedan dar respuesta a la enorme demanda de atención de las mujeres.

 

Por una mejor calidad de atención para las mujeres, niños y niñas.
“Movimiento de Parteras de Chiapas Nich Ixim”

 

Descargar comunicado en PDF


Pronunciamiento de la RMMSYM en el marco de día internacional contra la violencia hacia la mujer

Comitán de Domínguez, Chiapas, México, a 23 de noviembre de 2018
.
A los medios de comunicación
A la sociedad civil
A los Estados y pueblos de los diferentes países reunidos hoy
Al público en general

El 22 y 23 de noviembre de 2018, nos reunimos en Comitán de Domínguez, Chiapas mujeres y hombres aliados de Honduras, El Salvador, Guatemala y México pertenecientes a 27 organizaciones que conforman redes de la sociedad civil para trabajar una agenda común frente a los acontecimientos recientes referidos al llamado éxodo migrante centroamericano.

Denunciamos que:

Este desplazamiento forzado tiene su origen en las condiciones de violencia estructural, violencia hacia las mujeres y generalizada que aquejan a la región latinoamericana entera y que específicamente en los países de Honduras, El Salvador y Guatemala se han agudizado y que obligan a sus habitantes a movilizarse en busca de refugio en otras latitudes, especialmente en México y Estados Unidos.

Las condiciones de violencias hacia las mujeres y la población LGBTTTIQ es una realidad constante en la región y ya en aumento. A pesar de las luchas y resistencias de grupos organizados de mujeres, seguimos siendo testigas de una diversidad de expresiones que van desde la estructural, patriarcal y machista hasta la violencia ejercida por el crimen organizado y las pandillas, pasando por supuesto por violencias institucionales por parte de los Estados. Además de sus expresiones a nivel familiar y en el ámbito público, constatamos cotidianamente el aumento de índices de feminicidios en la región, acoso en los diferentes ámbitos de la realidad de las mujeres, violencia sexual hacia niñas y adolescentes que se traducen en embarazos y maternidades impuestas.

Desde el modelo extractivo, la presencia de megaproyectos y el crimen organizado en la región han resultado en el despojo de las personas y particularmente de las mujeres además del debilitamiento de los procesos de defensa del territorio liderados por ellas, y en la represión, amenaza, persecución y asesinato de las defensoras. Los futuros posibles en los propios territorios se perciben difíciles debilitando las posibilidades de ejercer el derecho a No migrar y desarrollar una vida digna y plena en sus lugares de origen.

Desde la Red Mesoamericana Mujer, Salud y Migración comprendemos esta nueva modalidad migratoria que implica agruparse, pasar de la clandestinidad a un hacerse visibles en la ruta y defender el derecho a migrar con menos vulnerabilidad y riesgos ante abusos y violaciones de derechos en el tránsito y paso de las fronteras de los diferentes países, en especial para las mujeres y familias.

Las políticas y leyes migratorias diseñadas desde una perspectiva de seguridad nacional, basadas en la militarización como mecanismo de contención de los flujos migratorios han generado además de violaciones sistemáticas a los derechos humanos, la criminalización de personas migrantes y el fomento de la xenofobia en las poblaciones locales, generando condiciones muy pobres de ejercicio de los derechos de las mujeres en especial su derecho a la libre movilidad. Nos pronunciamos por la no detención universal de las personas en movilidad, en particular de las niñas y los niños.

A partir del análisis desarrollado en estos dos días de trabajo nos pronunciamos a favor de los derechos humanos, la movilidad libre de violencia para las mujeres, jóvenes, adolescentes y niñas en las migraciones. De nuestros diálogos acordamos acciones organizadas desde los principios trasversales que guían la acción de la Red mesoamericana como:
  • Perspectiva de género
  • Enfoque de derechos humanos
  • Autoestima, sanación y acompañamiento (autocuidado)
  • Interculturalidad
  • Intercambios entre redes y organizaciones

 

Ante esta situación, nosotras nos proponemos:

Luchar contra los feminicidios, femicidios y la violencia en todas sus formas y en todos los lugares.

Consolidar la estrategia regional de capacitación y sensibilización a cuatro actores: Las organizaciones, las poblaciones que atendemos, las instituciones a nivel regional y la población en general, para generar espacios sin machismo, sin xenofobia, sin homofobia, sin transfobia, sin lesbofobia, sin biofobia… y sin ningún tipo de discriminación hacia las mujeres en las migraciones.

 

Luchar por el ejercicio integral de los derechos de las mujeres migrantes y refugiadas en el origen, el tránsito, el destino, el destino forzado y el retorno.

Fortalecer la incidencia con instituciones a nivel local, regional, nacional e internacional para visibilizar y exigir el cumplimiento de los derechos de las mujeres a una migración segura e informada, y el respeto a los tratados internacionales en materia de asilo político y refugio.

Exigimos el cumplimiento de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales de todas las mujeres y sus familias en el contexto de movilidad humana, así como el derecho a una vida libre de violencia para evitar desplazamientos forzados y éxodos masivos migratorios. El derecho a no migrar está ligado a la defensa del territorio y el acceso a la tierra para las mujeres.

Para asegura la continuidad de nuestras luchas y acciones, generamos espacios de formación de nuevos liderazgos y de mujeres jóvenes en nuestras comunidades. Nos proponemos fortalecer la articulación con organizaciones sociales redes líderes y lideresas comunitarias.

Nosotras las mujeres que participamos en la Red Mesoamericana Mujer, Salud y Migración, luchamos por una sociedad sororaria e incluyente donde exista el trato digno a la población LGBTTTIQ y nos organizamos ante el despojo de nuestras tierras y territorios, exigimos a los gobernantes de nuestros países que en sus programas de gobierno se creen políticas de sustentabilidad para asegurar el buen vivir y ejercer nuestro derecho a una migración digna, segura y libre de violencia.

 

Organizaciones firmantes:

  • Asociación de Desarrollo Social ADES Santa Marta, El Salvador.
  • Radio Victoria, El Salvador.
  • Organización Fraternal Negra Hondureña OFRANEH, Honduras.
  • Foro Nacional de la Mujer, Guatemala.
  • CODEMUJER, Guatemala.
  • OSAR, Guatemala.
  • Red de productoras de café, Guatemala.
  • Centro de Atención Integral de la Mujer (CAIM), Guatemala.
  • Asociación de Comadronas tradicionales Huehuetecas Luna, Guatemala.
  • APROSUVI, Guatemala.
  • Asociación MuJER, Guatemala.
  • APROFAM, Guatemala.
  • Asociación Pop Noj, Guatemala.
  • Kaltsilatik A.C., México.
  • Instituto para las Mujeres en la Migración (IMUMI), México.
  • Salud Integral para la Mujer (SIPAM), México.
  • Tzome Ixuk A.C. Mujeres Organizadas, México.
  • Una Ayuda Para Ti Mujer Migrante A.C. México.
  • Instituto de Liderazgo Simone de Beauvior (ILSB), México.
  • CIAM/Mesa Chiapas, México.
  • Formación y Capacitación A.C., México.
  • Parroquia del Santo Niño de Atocha Frontera Comalapa, México.
  • CIMAC-Noticias, México.
  • Las patronas, México.
  • CDMCH, México.
  • Colectividad Sororidad Glocal, México.

 

Descargar comunicado


Actualización éxodo migrante

Mapastepec , Chiapas, 7 de noviembre de 2018.

Organizaciones que formamos parte del Grupo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en Chiapas, reportamos que el día 6 de noviembre, se presentó una oferta de empleo por parte del Instituto Nacional de Migración a varias de las personas migrantes instaladas en la Feria Mesoamericana, en la ciudad de Tapachula. Según se dijo el trabajo consistiría en labores de limpieza, pintura, entre otras actividades , para el mantenimiento de las instalaciones de la Feria; el proyecto pertenece, de acuerdo a lo reportado, al programa “Estás en tu Casa”. Sin embargo, aunque la información se haya confirmado por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) , todavía no hay claridad sobre su puesta en marcha, y se hace importante conocer por ejemplo el monto salarial que recibirán, la jornada de trabajo que deberán cubrir y el tiempo de duración del empleo, en el marco de los principios más básicos de las políticas públicas.

Por otra parte, entre el día de ayer y el día de hoy, se reportó la presencia de aproximadamente 150 personas de origen guatemalteco en la frontera de Ciudad Hidalgo – Tecún Umán. Y el día 7 de noviembre se continuó observando – al igual que en días anteriores – la presencia de patrullas de la Policía Federal (PF ) y vehículos del Instituto Nacional de Migración (INM) cerca de la frontera de Ciudad Hidalgo – Tecún Umán. También se observaron policías municipales vigilando los caminos que cruzan el río Suchiate hacia el lado mexicano, así como patrullas de la PF y de la Gendarmería Nacional y una ambulancia de la PF circulando a alta velocidad en las inmediaciones de la localidad de Suchiate. Permaneció también el destacamento de la Secretaría de Marina en el paso entre El Coyote y el Limón. Seguimos denunciando que la presencia de todos estos cuerpos de seguridad abona a la criminalización de las personas migrantes y refugiadas, y al detrimento de su estado anímico.

Asimismo se reporta que en ciertas horas del día el paso de personas por puente fronterizo pareció normalizarse; en este mismo sentido, se observó que la atención médica que se proporciona en el centro de salud cercano se ha regularizado.

Más al norte, en el municipio de Huixtla, se registró el día de hoy, 7 de noviembre, por la madrugada, la salida del tercer grupo migratorio – también conocido como la tercera caravana – que salió de Huixtla para dirigirse hacia Mapastepec. Este grupo se compone de aproximadamente 2,300 personas, principalmente de origen salvadoreño, siendo la mayor parte hombres jóvenes y hombres de edad madura; en menor proporción se observa la presencia de mujeres y de menores de edad.

Esta tercera caravana logró avanzar a buena velocidad gracias al ofrecimiento de “aventones”, durante su ruta fueron acompañados por la Policía Federal y por Protección Civil, y no se identificó en este tramo hostigamiento por parte del INM. Sin embargo, nos preocupa la falta de registro sobre los transportes que ofrecen “aventón” y el número aproximado de personas que se llevan, sobre todo para prevenir posibles secuestros.

Se identificó el día de hoy a un grupo de 20 personas que solicitaron retorno asistido en Mapastepec, a quienes les ofrecieron trasladarlos a la Casa Migrante para contactarles con el Grupo Beta del INM.

Al llegar a Mapastepec, se ofreció a las personas alimentación básica, agua, atención médica y alojamiento en la Unidad Deportiva. Se presenta escasez de baños para una población tan numerosa. Los que hay están inundados, tapados y en muy malas condiciones.

La alimentación es ofrecida por el instituto para el Desarrollo Integral de la Familia ( DIF ) m unicipal y por varias iglesias locales, mientras que la a tención médica es facilitada por la organización Madre Tierra, A.C., la Cruz Roja y religiosas voluntarias que están asistiendo a las personas migrantes de manera básica. Están curando, principalmente , las heridas en los pies provocadas por las largas caminatas, y lo han venido haciendo con cada uno de los grupos migratorios. Los recursos económicos y materiales son pocos, pero la voluntad y la solidaridad de estas personas y organizaciones es mucha.

A pesar de lo anterior, se ha identificado una disminución de la atención prestada a esta caravana. Los grupos que asisten se encuentren desgastados y los recursos disponibles han mermado considerablemente , presentándose desabasto incluso en instituciones como Cruz Roja y Protección Civil . Esto repercute en las condiciones de salud y de ánimo de las personas migrantes; el día de hoy, por la tarde, se reportaban en Mapastepec alrededor de 75 personas lesionadas principalmente en sus rodillas y en las plantas de sus pies. Estas lesiones y heridas se han agudizado por la falta de atención médica a lo largo del trayecto recorrido.

El grupo descansa esta noche y repone fuerzas en la Unidad Deportiva de Mapastepec. Mañana, a las 3 a.m., iniciarán otra larga caminata hacia Arriaga; les espera un tramo complejo, que seguramente traerá nuevos retos y dificultades. Más adelante, esperan unirse a la segunda caravana, pues comprenden los riesgos que corren -en particular en estados como Veracruz- y juntas y juntos se saben más fuertes y más seguros.

Es importante señalar que, hasta el momento, el gobierno del Estado de Chiapas no ha implementado ninguna estrategia de ayuda humanitaria que permita la coordinación con las distintas dependencias del gobierno local y su articulación con las dependencias federales. Si bien se habilitó en un primer momento la Feria Mesoamericana, es importante señalar que no fue para brindar esta asistencia, sino para hacer las veces de una extensión de la Estación migratoria siglo XXI, en privación de libertad, y cuyo cierre llevó a por lo menos 2 mil personas a quedar en
situación de calle.

Quisiéramos, finalmente, señalar la marcada desinformación entre la población migrante con respecto a la posibilidad de retornar a sus países de origen. En este sentido, se recomienda la activación del ACNUR y la  Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para que puedan monitorear y acompañar el proceso de retorno de las personas que así lo deseen.

Continuamos exigiendo al Estado mexicano la garantía de los derechos y la protección de todas las personas, así como la asistencia y atención especial a quienes se encuentran en mayor estado de vulnerabilidad.

Organizaciones firmantes: Iniciativas para el Desarrollo Humano, Una Mano Amiga en la Lucha Contra el SIDA, AC, American Friends Service Committee Oficina Latinoamérica y el Caribe, Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) y Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes AC, Formación y Capacitación A.C., Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC), Otros Mundos Chiapas A.C., Médicos del Mundo Suiza, Médicos del Mundo Francia y España y Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova A.C.

 

Descargar comunicado en formato PDF


Actualización Éxodo Migrante (5 de noviembre 2018)

Tapachula, Chiapas, a 5 de noviembre de 2018

Organizaciones parte del Grupo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en Chiapas; hemos
registrado el desalojo de la extensión del centro de detención Siglo XXI que se instaló en la “Feria
Mesoamericana”. Durante la semana observamos la ejecución de medidas de alternativas a la detención a
través de las cuales de canalizaron diariamente entre 80 a 100 personas a albergues de puertas abiertas y
espacios acondicionados como tales. Si bien desde el principio manifestamos que la habilitación de esta feria
como extensión del centro de detención migratorio no garantizaba la seguridad e integridad física y emocional
de las personas refugiadas detenidas, condicionando la asistencia humanitaria a permanecer en esta condición
de detención e impedía que las personas accedieran a información sobre su situación, lo cierto es que su cierre
no fue planificado. De esta manera el sábado 3 y domingo 4 de noviembre nos percatamos de que, bajo
términos distintos a las alternativas a la detención, fueron desalojados cerca de 2,000 personas
(aproximadamente) que se encontraban dentro de la feria, mismas que han quedado mayormente expuestas.

Con esta acción, el Estado mexicano, como Estado receptor, incumple las obligaciones que tiene a garantizar
servicios básicos como parte de los procesos de atención, recepción e identificación.

Es importe reiterar que a la fecha nos fue negada por parte de las autoridades responsables, toda información
que nos permitiera conocer la situación de las personas que estaban detenidas en la Feria, desde el momento
de su ingreso, estancia, y salida, hecho que se agrava como consecuencia de este cierre que ha sido de forma
abrupta y arbitraria al no contar con una planificación previa de salida, que posibilitara a las personas tener
claridad sobre la información necesaria para realizar y/o continuar el proceso de solicitud de refugio. Esta
situación la hemos podido constatar con la atención directa que desde nuestras oficinas hemos tenido que
implementar de forma emergente respondiendo a las condiciones antes señaladas.

Desde nuestros comunicados anteriores hicimos un llamado a que no se condicionara la asistencia humanitaria
a la aceptación de la detención, solicitando, además que, a la salida de las personas de este lugar, se
garantizara asistencia ya que, por la emergencia y el número de personas podían quedar en mayores
condiciones de vulnerabilidad de las que ya se encontraban a su ingreso. Por esta razón, afirmamos que la
retirada del Estado y el incumplimiento de su obligación de protección, expone la vida e integridad física de las
personas, con especial estado de vulnerabilidad a niños, niñas y adolescentes.

Las organizaciones de la sociedad civil y organismos internacionales bajo una situación de contingencia, se han
y nos hemos visto en la tarea de responder en logística, asistencia, asesoría y acompañamiento para las miles
de personas que se encuentran en Tapachula y que al encontrarse en mayor estado de vulnerabilidad, por
estar en situación de calle y carentes de servicios de asistencia básica, son un reto social, sobre todo porque
se convierten en presas de mensajes xenofóbicos y políticas de criminalización que promueven una mayor
segmentación social.

Retomamos nuevamente que “Ante estos contextos se reafirma la necesidad de transformar la política de
Estado en materia migratoria, las medidas que aquí se tomen pueden representar una oportunidad para una
reorientación y construcción por parte del Legislativo y Ejecutivo de una política de Estado centrada en las
personas y sus derechos en México”  (Ver comunicado de GTPM.)

Por otra parte, en Ciudad Hidalgo seguimos observando la presencia de la Secretaria de Marina, Policía Federal
y agentes del Instituto Nacional de Migración en el rio, quienes han instalado la vigilancia constante del paso de personas por las balsas y particularmente en el puente. Presencia que abona a la criminalización de las
personas migrantes y refugiadas.

En otros puntos del monitoreo como la carretera Tuxtla – Tapachula; obtuvimos información sobre un grupo
de 1,800 personas aproximadamente que conforman el segundo grupo del éxodo, que se encontraban
caminando hacia Oaxaca entre las 8:00 y 9:00 de la mañana, con dirección a Tapanatepec. Este grupo se
mantuvo con presencia de Policía Municipal, Federal y de Vialidad, así como Protección Civil. Dentro de este
grupo, ante un menor seguimiento de necesidades humanitarias pudimos observar mayores problemas de
salud, como resfríos y deshidratación.

También observamos que en el trayecto entre Arriaga y Huixtla se redujo de manera considerable la presencia
institucional prestadora de servicios de salud y asistencia humanitaria así como de autoridades de Policía
Federal e INM.

En Huixtla observamos la llegada del tercer grupo del éxodo conformada por un aproximado de 2,000 personas
que en su mayoría señalaron ser de El Salvador, de quienes se monitoreó su difícil y riesgoso ingreso a México
por el Río Suchiate desde el viernes 1º de noviembre. Hacia las 15:00 horas del día de hoy, habían cerca de 200
personas en la plaza central del pueblo, después de una hora sobre la carretera a 7 km del centro de la ciudad
visualizamos el contingente mucho más grande quienes tuvieron que caminar más kilómetros sin facilidad de
“aventones” debido a un bloqueo organizado por la CNTE, por tanto, se evidenciaron condiciones extremas de
cansancio y deshidratación. A pesar de esto, percibimos entusiasmo por continuar la ruta. Cabe señalar que
durante este tramo estuvieron custodiadas por Policía Federal y acompañadas por ACNUR, CNDH y Cruz Roja,
al igual de que protección civil y Policía Municipal a su llegada al municipio de Huixtla

De acuerdo con testimonios de las personas, hay mayor hostigamiento por parte de Policía Federal e INM tanto
a ellas, como a las personas de las comunidades en la ruta, con amenazas de que al solidarizarse están
incurriendo en “tráfico de personas”. Es importante señalar que este hostigamiento afecta sobre todo a grupos
que en la marcha se separan por agotamiento físico.

Con relación a este punto, es importante decir que la Ley de Migración, en su artículo 159, señala que no se
impondrá pena a las personas de reconocida solvencia moral, que por razones estrictamente humanitarias y
sin buscar beneficio alguno, presten ayuda a la persona que se ha internado en el país de manera irregular […],
haciendo una diferenciación en las medidas establecidas para su protección.

Algunas personas mencionan que hay otros individuos que se han acercado al grupo ofreciéndoles trámites
más rápidos para el reconocimiento de la condición de asilo. Esta situación nos preocupa en particular porque
sabemos que hay personas que se dedican a enganchar a personas a través de este tipo de ofrecimientos o a
través de ofertas de trabajo, colocándolas en riesgo de ser víctimas de secuestro para trata sexual o labora. Si
bien es un tema que ha sido señalado, hasta el momento no existe ningún tipo de medida que prevenga este
tipo de actos.

Seguimos llamando a no olvidar la responsabilidad del Estado en garantizar los derechos y la protección de
todas las personas, con especial atención a quienes como hoy se encuentran en estado de mayor
vulnerabilidad.

Firman. Iniciativas para el Desarrollo Humano, Una Mano Amiga en la Lucha Contra el SIDA, AC, American
Friends Service Committee oficina Latinoamérica y el Caribe, Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) y Servicio
Jesuita a Migrantes (SJM), Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes AC, Formación y Capacitación
A.C., Otros Mundos Chiapas, Médicos del Mundo Suiza, Médicos del Mundo Francia y España y Centro de
Derechos Humanos Fray Matías de Córdova A.C.

Descargar comunicado en formato PDF