Es indispensable el reconocimiento de una crisis de refugiado y una emergencia humanitaria en Chiapas (Comunicado)

Actualización de monitoreo Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano

Chiapas, México – 11 de abril de 2019

 

  • Hace 17 días que se empezaron a instalar las primeras personas en lo que ahora son los campos de refugiados en Mapastepec. Las condiciones humanitarias se deterioran. Se intensifica el control migratorio en las rutas y ciudades, y la detención migratoria es cada vez más violenta.
  • Las decisiones del INM están agravando la situación de muchas personas que se ven abocadas a abandonar la ciudad y lanzarse a asumir todos los riesgos de la ruta. Exigimos la reorientación estructural de la política migratoria y de refugio que evite nuevas crisis inminentes.
  • Ante la crisis humanitaria, instamos al Gobierno Federal a retomar el diálogo con el conjunto de las organizaciones defensoras de derechos humanos, y abrirse a la construcción colectiva de una política migratoria y de refugio que proteja a las personas.

Los campos de refugiados en Mapastepec

En los campos de refugiados en Mapastepec, las personas permanecen ya hasta 17 días esperando que se resuelva su situación.

Campo de refugiados 1:

Hay presencia de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), Protección Civil y otras instituciones. Las autoridades no brindan información clara y continúan manteniendo a las personas en espera. Fue hasta el día hoy, jueves 11 de abril que el INM comenzó a tramitar las tarjetas de estancia por razones humanitarias.

Las personas que habían solicitado el reconocimiento de la condición de refugiadas en Tapachula ante la COMAR, no tienen información sobre el estatus de sus procedimientos. El INM les orienta a que marchen a Tapachula para pedir el desistimiento de sus procedimientos, y regresen a Mapastepec para poder acceder a las razones humanitarias. La desinformación por parte de autoridades ha dado pauta para la difusión de información falsa por parte de abogados particulares.

El campo se encuentra lleno, las personas tienen acceso a medicamentos y a sanitarios. Hay presencia de autoridades de protección a la infancia, que informan que los niños no acompañados serán trasladados al Sistema DIF de Arriaga.

Campo de refugiados 2:

El campo 2 no es reconocido por las autoridades, por lo tanto, las personas asentadas ahí no tienen acceso a ningún servicio. Agentes del INM han informado que se permitirá el ingreso al campo 1 a medida que se evacuen a las personas que ya obtengan sus tarjetas. Las condiciones humanitarias en el “campo 2” son extremadamente críticas. Las temperaturas extremas y la falta de higiene provocan múltiples enfermedades entre la población, sobre todo infantil, que en general se encuentran en una situación de desnutrición en diferentes niveles. Se intensifican los riesgos de salud y la seguridad para niños, niñas y adolescentes, mujeres embarazadas, adultos mayores y la comunidad LGBTTTI.

La carretera que separa ambos campos está ocupada por una multitud de agentes de Policía Federal, preparada para contener posibles tumultos, dada la crispación que este escenario está causando a las personas que lo sufren.

Además, con la detención del médico cubano que lideró la caravana, hemos observado una estrategia de desarticulación que se suma a la estrategia del Estado para frenar la movilidad de las personas que continúan esperando en Mapastepec y siguen sin resolver sus trámites migratorios.

Las condiciones en Tapachula

El INM anunció oficialmente el cierre de su oficina de regularización y el cese de la apertura a nuevos trámites migratorios hasta el 15 de mayo, canalizando los trámites que ya estaban abiertos a las oficinas en frontera: Ciudad Hidalgo y Talismán. De esta forma, miles de personas con diferentes perfiles se quedan sin poder regularizarse: solicitantes de asilo sin estancia por razones humanitarias, personas refugiadas sin su tarjeta, población establecida sin permiso de residencia, o extracontinentales sin oficios de salida, entre otros. Este factor es determinante para obligar a las personas a abandonar Tapachula y tomar los riesgos del camino. Muchas han optado por unirse a los campos de Mapastepec.

Un colectivo de personas cubanas inició una huelga de hambre para reclamar sus salvoconductos (oficios de salida para poder transitar de forma segura por México), y ha habido protestas por parte de personas de distintos países africanos en la puerta del centro de detención de Tapachula, por el mismo motivo. Se ha convocado una caravana que pretende iniciar desde Tapachula el próximo sábado 13 de abril, que intentará superar los controles migratorios mediante el uso de amparos judiciales bajo el derecho de libre circulación.

Los centros de detención migratoria en la costa de Chiapoas: Tapachula (Estación Migratoria Siglo XXI), Huixtla y Huehuetán Las personas que están en camino desde la frontera hacia Tapachula y desde ahí hacia la ruta de la costa, se enfrentan a una intensificación del control migratorio y fronterizo, mediante operativos mixtos del INM y la Policía Federal. Por lo tanto, el número de detenciones se ha disparado y el centro de detención de Tapachula, de tipo concentrador, se encuentra casi al 200% de hacinamiento, con 1700 personas ingresadas. En los operativos se detiene a multitud de personas que tenían procedimientos abiertos, incluyendo a solicitantes de refugio.

Las condiciones de detención en el centro de Tapachula se han deteriorado progresivamente. Junto a la sobrepoblación aumentan las enfermedades, especialmente entre las niñas y niños, y se precariza la atención médica y la alimentación. Muchas personas manifiestan sensación de inseguridad y hostigamiento por parte de agentes migratorios y de algunas personas detenidas.

Estas condiciones y la amenaza de deportación, han provocado conflictos al interior. La noche del martes 9 de abril estalló una protesta en la que un grupo de personas detenidas intentó provocar un incendio. La Policía Federal intervino para contener el conflicto. La autoridad decidió trasladar de centro de detención a las personas presuntamente implicadas en el conflicto. Para ejecutar el traslado, la Policía Federal entró al área de detención agrediendo físicamente a las personas. Provocaron heridas visibles de diferente gravedad: ojos morados, golpes en las piernas y en las costillas, y heridas internas que provocan sangre en la orina.

También se les sustrajo sus pertenencias y documentos, así como celulares y pasaportes. Rompieron sus documentos migratorios, incluidos documentos de juicios de amparo y tarjetas estancia por razones humanitarias. Sin más información, se les trasladó a los centros de detención de Huixtla y Huehuetán.

En Huixtla se encuentran aproximadamente 60 personas, entre ellas mujeres embarazadas, niñas y niños. También hay solicitantes de refugio que desconocen qué pasará con su procedimiento. Algunas personas ya no soportan más la detención y solicitan ser deportadas. El INM de manera permanente le niega información a las personas detenidas sobre lo que pasará en ellas.

Igualmente, en Huehuetán hay aproximadamente 70 personas, mujeres y hombres, la mayoría solicitantes de refugio. Existe completa desinformación y privación del derecho de comunicación con familiares o representantes legales. Ha habido presencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Los centros de detención de Huixtla y Huehuetán son “estancias provisionales” preparadas para recluir a un máximo de 30 personas y un plazo de hasta 48 horas. Respeto a la persona que ejercía el liderazgo en la caravana, existen dudas sobre su paradero y no hay certeza de que haya sido detenido por la Policía Federal y el INM, como los medios han informado.

Principales preocupaciones

  • Las condiciones humanitarias en los campos de Mapastepec son insostenibles, especialmente en el campo 2, que no está atendido por las instituciones. Las temperaturas son altísimas, y se observa una deterioración de la situación sanitaria y preocupa el estado nutricional de los niños y niñas.La falta de claridad y lentitud del INM en dar una solución administrativa en el aspecto migratorio, tiene a las personas desinformadas y en un estado de mucha tensión emocional.
  • La ausencia de la COMAR y la actitud del INM están provocando una negación en la práctica del acceso al derecho de asilo y a la protección internacional. Los operativos de control migratorio y las condiciones de detención muestran la implementación de la política migratoria más violenta que se ha registrado en los últimos años en la frontera sur. Esta política criminaliza a las personas migrantes y viola de manera sistemática sus derechos humanos.
  • Manifestamos preocupación por la criminalización a las personas que acompañan a las caravanas, en este contexto de represión de la migración, el derecho a defender derechos también está en riesgo.
  • Junto a la preocupante gestión de la crisis que ofrecen las autoridades, no se vislumbra una reorientación estructural de la política migratoria y de refugio que evite nuevas crisis inminentes, dado el sostenimiento del flujo de llega de personas desplazadas forzadas, y la posible organización de nuevas caravanas.

Firmamos:

Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano American Friends Service Committee (AFSC) – Oficina Latinoamérica y el Caribe, Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Centro de Derechos Humanos Tepeyac, Centro de Derechos de las Víctimas de la Violencia Minerva Bello, Formación y Capacitación (FOCA), Iniciativas para el Desarrollo Humano, Junax, Kaltsilaltik, Médicos del Mundo – España y Francia (MdM), Red Jesuita con Migrantes – Centroamérica y Norteamérica, Servicio Jesuita a Refugiados (SJR), Una Mano Amiga en la Lucha contra el SIDA, Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes.

 

Descargar comunicado en PDF

 


Siguen personas en el campo de refugiados en Mapastepec con incertidumbre de su situación migratoria. Chiapas, México 4 y 5 de abril de 2019

Actualización de monitoreo: Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexican.

Comunicado

SIGUEN PERSONAS EN EL CAMPO DE REFUGIADOS EN MAPASTEPEC CON INCERTIDUMBRE SOBRE SU SITUACIÓN MIGRATORIA. HAY CIENTOS DE PERSONAS ESPERANDO PODER INGRESAR, SU SITUACIÓN ES CADA VEZ MÁS PRECARIA. Chiapas, México 4 y 5 de abril de 2019.

  • La capacidad del inmueble en Mapastepec está rebasada, no es apto para la cantidad y el tiempo de permanencia, sin ser adaptado para ello los servicios básicos se colapsan; siguen llegando Grupos de personas hasta ahora cerca de 900 personas que se instalan en las afueras del auditorio esperando ser aceptados en el recinto y contar con asistencia humanitaria desde hace cinco días, preocupa sobre todo los riesgos de ssalud y la seguridad para niños, niñas y adolescentes, mujeres embarazadas, adultos mayores y la comunidad LGBTTI.
  • Los grupos de personas fuera del campamento y en el camino sufren hostigamiento por parte de autoridades y son detenidas en operativos ejecutados por personal del INM y Policía Federal.
  • Existe desinformación en relación a trámites migratorios. Aún las personas tienen dudas e incertidumbre respecto a que hacer respecto al proceso de solicitud de refugio y sobre la tarjeta que se les ha dicho se les otorgará.
  • El cierre oficial de oficinas y trámites de regularización migratoria en Tapachula representa uno de los factores por los que las personas sin tener acceso a este derecho buscan otras alternativas para obtener seguridad y vida digna asumiendo los riesgos que esto representan como la detención y la deportación inclusive aún siendo solicitantes de refugio .
  • El ingreso al auditorio prioriza a instituciones gubernamentales encargadas de operativizar los trámites y el apoyo y limita la entrada a organizaciones de la sociedad civil quienes no solo tenemos un sentido de observancia y documentación , también de vinculación e incidencia para promover un respuesta mayormente articulada que responda las necesidades de esta crisis ya instalada en nuestro estado.

En Mapastepec Dentro del auditorio

El ingreso al auditorio en Mapastepec es gestionado por Protección Civil Federal y el INM. Se les requiere a las organizaciones de la sociedad civil registro previo para el ingreso. Sin embargo, aun con la gestión previa, es limitado el acceso, con espera de hasta 4 horas para la entrada a las instalaciones. En el auditorio se encuentran albergadas aproximadamente 1,700 personas con acceso a El ingreso al auditorio en Mapastepec es gestionado por Protección Civil Federal y el INM. Se les asistencia humanitaria y servicios médicos básicos. Oficiales del INM han informado a las personas que se les hará entrega de su TvRH dentro de 5 días. Dentro del campo hay módulos del INM, CNDH, UNICEF, CONAGUA y Secretaría de Salud.

En el interior de las instalaciones las personas se han organizado para dormir y en actividades de aseo de sanitarios y espacios comunes. Sin embargo, por las limitaciones del espacio, ha resultado poco higiénico, los sanitarios se encuentran tapados y se observa indisposición de los encargados para habilitar otros baños del auditorio. Las personas duermen en colchonetas dentro del auditorio.

Destacamos la ausencia de servicios de atención psicológica, SIPINNA y COMAR. Fuera del auditorio Afuera del campo esperan aproximadamente 900 personas en su mayoría mujeres, niñas, niños y adolescentes, con más grupos llegando esporádicamente. Este grupo de personas no está recibiendo asistencia humanitaria. Las personas usan palmas para cubrirse del sol y duermen a la intemperie. No hay acceso a sanitarios, y los que están disponibles son de particulares pero no todas las personas tienen dinero para pagar.

Hay incertidumbre entre el grupo por la falta de información y claridad respecto a los tiempos de los trámites migratorios. Las autoridades han prometido que se les permitirá el ingreso al auditorio el día sábado 6 de abril, ya que su capacidad está rebasada y esperan la rotación de las personas que están adentro. Existe desconfianza por parte de algunas personas fuera del auditorio de ingresar al campo por miedo a la salida restringida.

Hubo presencia de antimotines durante la tarde del día viernes 5. La autoridad dice que es para resguardar el área y equipos de INM, pero causa incertidumbre entre la población. La atención médica fuera del auditorio es muy limitada y solo llegó el día jueves. Varias mujeres embarazadas no han recibido la atención médica que requieren, y por las condiciones precarias, corren riesgo. Las niñas y niños ya están presentando cuadros diarreicos.

Hay presencia de Protección Civil, Grupo Beta, Bomberos, DIF y CONAGUA. Protección Civil promete la instalación de carpas para sombra y atención, que hasta hoy no se han instalado. Asimismo han mencionado, que no tienen ninguna acción prevista con las personas que están fuera del auditorio.

La ayuda humanitaria que han recibido ha sido de la población local y de las organizaciones de la sociedad civil, pero no se dan abasto para todas las personas. No hay actividades de esparcimiento. RET en colaboración con UNICEF tienen presencia con un espacio amigable trabajando con niñez y adolescencia, pero para las personas adultas no tienen esta atención.

En el camino

Siguen movilizándose grupos de personas hacia Mapastepec, aproximadamente 1000 personas van de camino desde Escuintla. Hay presencia en la carretera de Grupo Beta, Policía Federal y Municipal y retenes de INM.

Cabe resaltar que desde días anteriores, se observaron puestos de control migratorios con camionetas del INN, Policía Municipal y patrullas de Policía Federal a la salida de Tapachula, así como operativos migratorios y revisiones al transporte público, incluidos autobuses de OCC. Las redadas de migración también se han estado llevando a cabo en puntos como Huehuetán para llevar a cabo detenciones.

Por otro lado, el 3 de abril se observaron aproximadamente unas 250 a 300 personas migrantes en Huixtla. En esta zona se cuenta con un módulo del Centro de Salud Urbano de Huixtla, quien ha estado proporcionando asistencia médica. Se han visto camionetas del Grupo Beta, de la Policía Fedral, y de Protección Civil, éstos últimos con un tinaco de agua. Sin embargo, la gente que estuvo en Huixtla continuó su camino hacia Mapastepec, donde actualmente se encuentra el campo de refugiados habilitado en el auditorio.

En la Estación Migratoria Siglo XXI- Tapachula

A través del trabajo de acompañamiento a personas en detención migratoria, tenemos conocimiento de que la Estación Migratoria se encuentra al doble de su capacidad con más de 1,500 personas detenidas, dentro de las cuales una gran parte son solicitantes de asilo. El proceder del INM hacia estas personas es principalmente el de deportar, a pesar de tratarse de personas que seguramente requieren protección internacional y pudiesen solicitar asilo en México. Afuera de la Estación Migratoria llevaban días más de 300 personas africanas y haitianas, quienes se instalaron fuera de las instalaciones para esperar su oficio de salida. Estas personas no recibieron asistencia humanitaria ni atención de Protección Civil para asistirles en sus necesidades básicas. Las personas fueron orilladas a condiciones de precariedad y hartazgo, por lo cual el pasado 2 de abril se llevaron a cabo protestas por parte de estas poblaciones, generando disturbios en la Estación Migratoria, en gran parte por la falta de atención y claridad de parte de las autoridades migratorias frente a la situación de las personas migrantes.

Principales preocupaciones

  • Preocupa la falta de claridad sobre la política migratoria por parte de las autoridades, esto genera desconfianza e incertidumbre entre las personas que integran el grupo. Hacemos un llamado a las autoridades migratorias para que se brinden condiciones para que las personas con necesidades de protección puedan continuar sus trámites. Es alarmante la situación sumamente precaria de las personas que están fuera del campo de refugiados, que no cuentan con asistencia humanitaria e información clara sobre trámites migratorios.
  • Continuamos denunciando operativos y redadas de detención migratorias que vulneran los derechos de las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de protección internacional. Hacemos un llamado para que no se detenga y deporte a personas que ya iniciaron sus trámites y que por las condiciones insostenibles y de riesgo en Tapachula decidieron continuar caminando.
  • Reiteramos que las organizaciones sociales que integramos este colectivo hacemos un laborar de monitoreo y acompañamiento a las personas migrantes, y que las restricciones impuestas por las autoridades mexicanas pueden obstruir nuestra labor de defensa derechos humanos.
  • Preocupa que personas solicitantes de asilo y sujetas de protección internacional sean privadas de su libertad, así como las condiciones de hacinamiento en la Estación Migratoria y las deportaciones que se están ejecutando de forma masiva.

Firmamos

Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano American Friends Service Committee (AFSC) – Oficina Latinoamérica y el Caribe, Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Centro de Derechos Humanos Tepeyac, Centro de Derechos de las Víctimas de la Violencia Minerva Bello, Formación y Capacitación (FOCA), Iniciativas para el Desarrollo Humano, Junax, Kaltsilaltik, Médicos del Mundo – España y Francia (MdM), Red Jesuita con Migrantes – Centroamérica y Norteamérica, Servicio Jesuita a Refugiados (SJR), Una Mano Amiga en la Lucha contra el SIDA, Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes.

Descargar comunicado en PDF

El INM anuncia que mañana comienza en Mapastepec a otorgar permisos temporales de estancia por razones humanitarias

Actualización de monitoreo: Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano

COMUNICADO

EL INM ANUNCIA QUE MAÑANA COMIENZA EN MAPASTEPEC A OTORGAR PERMISOS TEMPORALES DE ESTANCIA POR RAZONES HUMANITARIAS
Chiapas, México – 30 y 31 de marzo de 2019.

  • Desde mañana lunes, algunas personas de acuerdo a la determinación del propio INM podrán obtener un permiso de estancia temporal por razones humanitarias, no se tiene aún información transparente sobre esta estrategia que atienda a todas las personas con necesidades de protección internacional y que clarifique y fundamente la forma de determinación del otorgamiento de los permisos.
  • Se agudiza la crisis humanitaria, en lo relativo a la salud y por consiguiente la vida de las personas dentro y fuera de los recintos y quienes siguen caminando a Mapastepec; la deshidratación y largos periodos de inanición ponen en especial riesgo a la niñez, mujeres embarazadas y adultos mayores y/o con discapacidad.
  • Lo anterior da cuenta de la omisión del estado a salvaguardar la vida y la dignidad de toda persona en territorio mexicano como lo marca desde el Art.1 constitucional y los compromisos internacionales de protección a personas que solicitan refugio en México.
  • El Estado se obceca en continuar bloqueando la acción de monitoreo y defensa de derechos humanos de las organizaciones sociales.

En el camino

Los equipos de monitoreo observamos que prosigue el flujo de personas migrantes y refugiadas desde Tapachula hacia Mapastepec. Se siguen organizando en grupos que suman desde pocas decenas a varios cientos.

En buena media, el éxodo se ve alimentado por la situación creada en Tapachula: la oficina de Regularización del INM sigue cerrada, y la de COMAR rebasada en su capacidad de atención. Además, algunas personas cubanas manifiestan haber sido intimidades por el personal de la Fiscalía Especializada en Atención a los Delitos Cometidos en Contra de Inmigrantes, que no quiere atender la demanda que han interpuesto a abogados particulares.

Las personas que caminan los 105 kilómetros que distan entre ambas poblaciones, a temperaturas de entre 30° y 40°, habitualmente lo hacen escoltados por patrullas de Policía Federal, pero sin recibir más ayuda humanitaria que las que le pueda llegar de la solidaridad de particulares u organizaciones sociales.

Mapastepec

El campo de refugiados creado por las autoridades en Mapastepec, aunque no reconocido como tal, sigue aumentando su población con la llegada de más grupos que van ingresando al recinto a pesar de las resistencias que encuentran a su llegada.

En el interior se identifican funcionarios del INM, Protección Civil Federal y Estatal, DIF Municipal de Mapastepec y Secretaría de Salud, además de personal de la CNDH. Los organismos internacionales, ACNUR y UNICEF también han tenido presencia puntual. No percibimos presencia de los consulados, aunque algunas personas reclaman su asistencia.

El recinto se encuentra en condiciones higiénicas precarias, pero los baños cuentas con agua. También hay agua potable disponible para beber, pero la cuestión alimentaria sigue siendo crítica. Las personas y familias que no pueden salir a comprar alimentos fuera del recinto, están sufriendo hambre y desnutrición.

La Secretaría de Salud está ofreciendo atención médica, pero esta resulta insuficiente y existe escasez de fármacos.

Las personas siguen desinformadas y manejando muy diversas versiones sobre la forma en que el INM manejará finalmente su situación, si bien empieza a imponerse la versión que finalmente el INM ha anunciado públicamente.

El INM anuncia oficialmente su postura

Finalmente, el domingo 31 por la mañana, el INM anuncia que mañana lunes lunes 1 de abril iniciará la regularización migratoria que permita “estancia temporal en México” a las personas asentadas en Mapastepec, procediendo “de manera limitada a las personas cuya situación amerite recibir la Tarjeta de Visitante por Razones Humanitarias”. El INM dará prioridad a mujeres, niñas y niños, y personas mayores de 65 años.

El INM también anuncia que gestionará transporte terrestre para retornar a su respectivo a personas de Guatemala, El Salvador y Honduras; y transporte aéreo para personas de Cuba, Haití y Nicaragua.

El acceso de las organizaciones sociales de defensa de derechos humanos Si bien el personal dejó entrar al equipo de monitoreo de derechos humanos el sábado 30 sin mayor problema, el domingo 31 retomaron el bloque e impidieron la labor de nuestras compañeras y compañeros. Funcionarios de Protección Civil Federal alegaron que para labores de derechos humanos ya estaba la CNDH dentro. De hecho, las organizaciones sociales que formamos este Colectivo recurrimos al amparo de la CNDH, si bien su actitud fue la de dejarnos a nuestra suerte.

Principales preocupaciones

  • La autoridad ofrece una única vía de regularización a las personas asentadas, y no a todas ellas, la estancia temporal por razones humanitarias.
  • De nuevo se invisibiliza la necesidad de protección internacional de las personas, y no se les ofrece la posibilidad de abrir o proseguir con su procedimiento de asilo.
  • De hecho, nos tememos que quienes ya tuvieran un procedimiento de refugio o migratorio abierto, no tenga más opción que la de regresar a Tapachula, en donde las oficinas del INM estás cerradas, y las de COMAR colapsadas.
  • La multitud de niñas, niños y adolescentes, algunos no acompañados, que conforman el éxodo, no recibe atención ni protección especial alguna.
  • La actitud hostil del Estado hacia a las organizaciones sociales de defensa de derechos humanos puede terminar quebrando el necesario diálogo para la construcción colectiva de soluciones.

Firmamos:

Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano American Friends Service Committee (AFSC) – Oficina Latinoamérica y el Caribe, Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Centro de Derechos Humanos Tepeyac, Centro de Derechos de las Víctimas de la Violencia Minerva Bello, Formación y Capacitación (FOCA), Iniciativas para el Desarrollo Humano, Junax, Kaltsilaltik, Médicos del Mundo – España y Francia (MdM), Red Jesuita con Migrantes – Centroamérica y Norteamérica, Servicio Jesuita a Refugiados (SJR), Una Mano Amiga en la Lucha contra el SIDA, Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes.


Pronunciamiento de la Red Nacional de Trabajadoras del Hogar

Nosotras también hacemos historia Trabajadoras del hogar
organizadas en defensa de nuestros derechos

En los últimos años hemos atestiguado avances legislativos y de política pública en relación con los derechos de las trabajadoras del hogar. En el año 2011, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aprobó el Convenio 189 sobre el Trabajo Decente para los trabajadores y trabajadoras domésticas, el cual falta de ser ratificado por el Senado mexicano. El 5 de diciembre de 2018, la Suprema Corte de Justicia de la Nación falló por la inconstitucionalidad de los artículos que establecen el régimen voluntario de seguridad social para este sector y ordenó la implementación de un programa piloto para su afiliación obligatoria. Por último, el pasado 20 de marzo la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado aprobó una reforma a la Ley Federal del Trabajo que establece la obligación de otorgar prestaciones a las trabajadoras del hogar, como vacaciones, prima vacacional, aguinaldo y seguridad social, entre otras. La reforma se encuentra actualmente en el pleno del Senado.

Estos avances no habrían sido posibles sin la lucha que por más de 30 años diferentes generaciones de trabajadoras del hogar organizadas hemos dado para exigir el pleno ejercicio de nuestros derechos humanos laborales. Nuestros procesos organizativos se han traducido en importantes articulaciones nacionales, como es el caso de la Red Nacional de Trabajadoras del Hogar (RNTH), que se fundó en el año 2007, con organizaciones de cinco estados del país. Además, surgió el primer Sindicato Nacional de Trabajadoras del Hogar (SINACTRAHO) en el año 2015.

Durante sexenios, las trabajadoras del hogar no hemos sido escuchadas ni consideradas sujetas políticas. Nuestro trabajo ha sido desvalorizado, normalizado y naturalizado como tareas de mujeres. Se nos ha insultado, agredido y violentado por una sociedad que no reconoce el aporte de nuestro trabajo a la economía nacional y a la reproducción de miles de familias. Como mujeres somos ejecutoras directas del trabajo de cuidados y asistencia, tanto en nuestras propias familias, como en las familias que nos emplean. Nuestro trabajo es una transferencia en términos económicos y de valor social que libera al Estado de su papel como procurador de bienestar y servicios.

En el marco del 30 de marzo, Día Internacional de la Trabajadora del Hogar, las trabajadoras del hogar organizadas en la Red Nacional de Trabajadoras del Hogar:

  1. Demandamos al gobierno de la Cuarta Transformación que reconozca nuestro carácter de mujeres trabajadoras y le exhortamos a que retome como prioridad el impulso a la ratificación del Convenio 189 y la Recomendación 201 de la OIT.
  2. Exigimos que el Programa Piloto de Seguridad Social para Trabajadoras del Hogar, considere los contextos de los estados, así como las condiciones sociales, culturales y de género para el diseño de un modelo de Seguridad Social que responda a las necesidades del sector. Consideramos prioritario que las trabajadoras organizadas de los estados participemos en dicho programa piloto, pues somos quiénes conocemos de primera mano las condiciones del sector, que no son heterogéneas.
  3. En ese mismo contexto, demandamos que la Ley del Seguro Social considere la inclusión obligatoria para que se garantice el acceso a todas las prestaciones, incluyendo las guarderías e INFONAVIT pues, la mayoría del sector de trabajadoras del hogar se compone de mujeres jefas de familia.
  4. Requerimos y solicitamos a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos que fije un salario mínimo profesional para las trabajadoras del hogar, que considere las distintas actividades que componen nuestro trabajo, para así favorecer la especialización del trabajo doméstico remunerado.
  5. Exigimos la implementación de un mecanismo de inspección laboral que respete la inviolabilidad de la privacidad de los hogares pero que, sin embargo, sean también considerados centros de trabajo que deben ser regulados. Asimismo, se debe contar con un sistema de sanciones en caso de incumplimiento de la ley.
  6. Denunciamos la ausencia de programas y políticas públicas que atiendan las necesidades inmediatas de los casos de acoso, abuso sexual y violencia laboral en contra de las mujeres trabajadoras en general y, en particular, de las trabajadoras del hogar.

Las trabajadoras del hogar somos mujeres que garantizan trabajos de limpieza y cuidados que permiten la reproducción social, por lo cual exigimos salarios dignos, condiciones salubres y decentes para el ejercicio de nuestro trabajo, así como todos los derechos humanos laborales que amparan a la población trabajadora. Las trabajadoras del hogar no somos personajes de película, no queremos ser consideradas “como de la familia”, sino como mujeres trabajadoras organizadas por la defensa de nuestros derechos. Hoy más que nunca hacemos historia.

  • Red Nacional de Trabajadoras del Hogar
  • Centro de Apoyo a la Trabajadora Doméstica CATDA A.C.
  • Red de Mujeres Empleadas del Hogar de Guerrero
  • Colectivo de Empleadas Domésticas de los Altos de Chiapas CEDACH
  • Parvada Estrategias Comunitarias A.C.

Contacto: rednacionalth@gmail.com