Naufraga una embarcación con personas camerunesas en la costa de Chiapas

  • Aparecen dos personas de orígen camerunés ahogadas tras un naufragio en la costa de Tonalá, Chiapas. Siete hombres y una mujer han sobrevivido al naufragio. Se desconoce el número de personas desaparecidas.

  • Las personas originarias de diversos países de África Occidental, atrapadas en Tapachula por decisión de las autoridades migratorias se deses peran y optan por opciones que aumentan el riesgo para sus vidas.

  • El naufragioes consecuencia de las políticas de control migratoria y fronterizo desplegadas por México y demás países en la región, y nos tememos nuevas tragedias si no cesan las medidas aplicadas.

De acuerdo con la información oficial del Instituto Nacional de Migración y diversas fuentes periodísticas, en la madrugada de hoy 11 de octubre de 2019, una embarcación con personas de origen camerunés a bordo sufrió un naufragio en la costa de Chiapas, en las inmediaciones del municipio de Tonalá. Como consecuencia de ello se confirma la muerte de Emmanuel Che Ngu, de 39 años de edad. A última hora de la tarde apareció otro hombre muerto, todavía sin identificar.

Siete hombres y una mujer, también cameruneses y adultos, han podido salvar sus vidas, mientras que se desconoce el número de personas desaparecidas, que puede superar la decena (según infomración del medio digital Apa News).

Miembros del Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano nos hemos movilizado al lugar de los hechos y en el hospital en donde las personas supervivientes han sido atendidas, pero se nos ha negado información adicional por parte de las autoridades. Presumiblemente, el grupo había zarpado desde la costa pacífica en Guatemala o ya en el Soconusco en dirección a Oaxaca, para superar el control fronterizo ejercido por los cuerpos de seguridad mexicanos en territorio chiapaneco.

El naufragio, que no es el primero que se da en Chiapas, pero sí el primero que afecta a población africana, ocurre en un contexto en el que varios miles de personas originarios de diversos países de África Occidental y también de Haití, llevan semanas o meses en una situación humanitaria deplorable en Tapachula, sin que la autoridad migratoria les ofrezca una solución que les permita continuar con su camino.

Si la situación que sufre la población africana en la frontera sur de México no se alivia, es previsible que más personas intenten soluciones desesperadas, como la ruta marítima o el coyotaje, lo que segirá poniendo cada vez en mayor riesgo la vida de personas que ya han realizado mortales travesías por mar y tierra en camino en búsqueda de protección.

Las organizaciones que conformamos el Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano, lamentamos profundamente la muerte de dos personas y el sufrimiento de todas las que iban a bordo de la embarcación, esperamos que aparezcan con vida aquella que todavía están desaparecidas, y exigimos:

  1. Que el Instituto Nacional de Migración ofrezca a las personas supervivientes un permiso de estancia en México por razones humanitarias.
  2. Que el Estado de Chiapas disponga medios de protección social para esas personas para paliar la situación de extrema vulnerabilidad que enfrentan.
  3. Que la Secretaría de Marina no cese en la búsqueda de las personas desaparecids todavía en el océano, con la esperanza de todavía poder rescatarlas.
  4. Que, para evitar nuevas tragedias, El Gobierno Federal de México, en conjunto con el de los Estados Unidos y demás países en la región, desmantelen la actual política de control migratoria y fronterizo, puesto que es esta política la que pone en riesgo la vida de miles de seres humanos, llegando a producir muertes que jamás deberían de haber ocurrido.

Asimismo, hacemos un llamamiento a toda la ciudadanía, a la sociedad civil organizada y a los medios de comunicación a que nunca perdamos la sensibilidad y nos neguemos a normalizar tragedias irreparables como el naufragio ocurrido.