Actualización de monitoreo Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano (14 de abril de 2019)

LA CRISIS MIGRATORIA Y DE REFUGIADOS SE EXPANDE EN CHIAPAS MIENTRAS LLEGA UN NUEVO GRUPO A TAPACHULA EN MEDIO DE LA INCERTIDUMBRE

Chiapas, México – información del 12 y 13 de abril de 2019

  • La incertidumbre y la ausencia de respuestas en los campos de refugiados de Mapastepec aumentan la desesperación y obliga a las personas a pensar en reiniciar el tránsito, asumiendo todos los riesgos de la ruta.
  • A lo largo de la semana hemos visto cómo las autoridades han provocado que la tensión en los campos de refugiados aumente. La precariedad del lugar y la falta de información están llevando a las personas al límite de la desesperación.
  • La presencia constante y masiva de agentes de Policía Federal hace pensar que están esperando el aumento del conflicto al interior de los campos de refugiados. Tememos por el uso excesivo de la fuerza por parte de autoridades federales y por lo tanto por la integridad física y emocional de las personas refugiadas al interior del lugar.
  • Cruza un nuevo grupo de cerca de 1700 personas en la frontera de Ciudad Hidalgo que llegó hasta Tapachula, en medio de fuertes controles migratorios en las rutas y ciudades. La crisis migratoria y de refugio se expande a Chiapas con la dispersión de trámites de oficio de salida del INM en Tapachula a otras oficinas del Estado.
  • Exigimos la reorientación estructural de la política migratoria y de refugio que evite y expanda nuevas crisis inminentes.
  • Ante la crisis humanitaria, instamos al Gobierno Federal a retomar el diálogo con el conjunto de las organizaciones defensoras de derechos humanos, y abrirse a la construcción colectiva de una política migratoria y de refugio que proteja a las personas.

Los campos de refugiados de Mapastepec

Entre los días 12 y 13 de abril las condiciones de diferenciación entre los “Campos” 1 y 2 perduran en materia de atención humanitaria y apertura de tramites migratorios.

Pese a que en el “Campo 1” se tiene información sobre la finalización del proceso de registro de todas las personas, no hay claridad sobre cuánto tiempo deberán esperar para recibir las tarjetas de estancia por razones humanitarias (TRH), se habla de un tiempo de espera de 6 meses. A esto se suma la compleja situación de las personas en este “Campo” que ya habían iniciado la solicitud del reconocimiento de la condición de refugiadas en Tapachula y que han sido disuadidas en repetidas ocasiones por funcionarios del INM para que regresen a la ciudad a desistir su solicitud y vuelvan a Mapastepec para lograr acceder a la TRH.

En los últimos días se ha ampliado el modulo de atención a salud, hay actividades continuas para niños y niñas; y luego de más de 10 días se ha instalado una cocina que tendrá la capacidad de funcionar por 15 días. Sin embargo, la sobrepoblación del lugar, las más de dos semanas que han tenido que permanecer esperando y la ausencia de una respuesta integral en materia migratoria y humanitaria, generan un empeoramiento diario de las condiciones humanitarias, sanitarias y de seguridad.

El día 13 de abril fueron detenidos algunas personas que han tenido un papel de liderazgo en la caravana, situación que incrementó la tensión en el lugar y horas después, frente a la incertidumbre y falta de información sobre sus trámites, se registró un enfrentamiento entre las personas refugiadas y las autoridades municipales y federales.

En el “Campo 2” que ha sido totalmente invisibilizado por las autoridades, la única atención con que se cuenta son pequeñas brigadas que dan atención medica básica. Las personas y familias que se resguardan de las temperaturas extremas en algunas carpas, se enfrentan a graves riesgos de salud y seguridad. Aun así, no hay ninguna acción o anuncio institucional para responder a sus necesidades humanitarias y migratorias. La desinformación y desesperación han sido aprovechadas por abogados particulares que difunden información falsa para aprovecharse de las personas al ofrecer servicios legales que no solucionaran su situación.

Asimismo, en el “Campo 2” son constantes las acciones de intimidación y amenazas de detención por parte del INM y la Policía Federal.

Nuevo grupo del éxodo llegó a Ciudad Hidalgo y descansan en Tapachula, Chiapas.

En la mañana del 12 de abril se observó el despliegue de puestos de control y operativos conjuntos entre INM y Policía Federal en la carretera entre Tapachula y el punto fronterizo de Ciudad Hidalgo. En el puente y las instalaciones de migración fronterizas se desplegaron servicios de salud e hicieron presencia instituciones nacionales, así como el ACNUR y OIM para recibir a un nuevo grupo masivo de desplazados forzados que emprendieron su camino desde Honduras. En la mañana fueron registradas por INM cerca de 600 personas, pero en la tarde el grupo inició su tránsito hacia Tapachula con un aproximado de 1,700 personas.

En la ruta algunos grupos que se adelantaron caminando y en transporte público fueron interceptados por agentes de migración y policías federales siendo detenidos inmediatamente.

Se registraron a 4 agentes de migración y 3 federales con una perrera y una patrulla buscando gente por el puente. Parecía que las personas intentaron pasar por debajo del puente, para no ser detenidos.

Ya en la entrada a Tapachula se observó un operativo migratorio con camiones. A pesar de ello, el grupo llegó en la tarde al parque central de Tapachula, estaremos al tanto de las decisiones que tomaran para los próximos días.

Dispersión de trámites migratorios en todo Chiapas.

En los últimos días se confirmó la decisión del INM de dispersar los tramites de oficio de salida que han iniciado principalmente migrantes y refugiados procedentes del Caribe. Estos tramites iniciados en Tapachula ahora serán trasladados a oficinas de Tuxtla, Ciudad Cuauhtémoc, Comitán y Palenque. Esta dispersión afecta a toda la población en general, pero en particular a las familias que se están viendo forzadas a separarse para poder terminar su trámite.

Esta decisión responde al anuncio discrecional del cierre de la oficina de regularización migratoria en Tapachula hasta mediados de mayo. Queda claro que no hubo previsión de los impactos que tendría el cierre y en vez de procurar alternativas, están poniendo en mayor riesgo a las personas.

Preocupaciones

  • Las condiciones humanitarias en los campos de Mapastepec son insostenibles, especialmente en el “campo 2” que no está siendo atendido por las instituciones. Las temperaturas son altísimas, y se observa el deterioro de la situación sanitaria y preocupa el estado nutricional de los niños y niñas.
  • La falta de claridad y lentitud del INM en dar una solución administrativa en el aspecto migratorio, tiene a las personas desinformadas y en un estado de mucha tensión emocional. Tememos por la integridad física de las personas que están siendo llevadas al límite y están en constante amenaza de ser reprimidas por la Policía Federal.
  • Se espera la confirmación de la detención de las personas líderes de la caravana. Les llamaron para tener una reunión con autoridades federales y hasta el momento no sé sabe en donde se encuentran.
  • La ausencia de la COMAR y la actitud del INM están provocando una negación en la práctica del acceso al derecho de asilo y a la protección internacional.
  • Los operativos de control migratorio y las condiciones de detención muestran la implementación de la política migratoria más violenta que se ha registrado en los últimos años en la frontera sur. Esta política criminaliza a las personas migrantes y viola de manera sistemática sus derechos humanos.
  • Manifestamos preocupación por la criminalización a las personas que acompañan a las caravanas, en este contexto de criminalización de la migración, el derecho a defender derechos también está en riesgo. Hacemos un llamado a las autoridades y a la sociedad en general para que reconozcan la importancia de nuestra labor de monitoreo y defensa de los derechos humanos de las personas en movilidad.
  • Junto a la preocupante gestión de la crisis que ofrecen las autoridades, no se vislumbra una reorientación estructural de la política migratoria y de refugio que evite nuevas crisis inminentes, dado el sostenimiento del flujo que llega de personas desplazadas forzadas, y la posible organización de nuevas caravanas.

Firmamos:

Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano American Friends Service Committee (AFSC) – Oficina Latinoamérica y el Caribe, Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Centro de Derechos Humanos Tepeyac, Centro de Derechos de las Víctimas de la Violencia Minerva Bello, Formación y Capacitación (FOCA), Iniciativas para el Desarrollo Humano, Junax, Kaltsilaltik, Médicos del Mundo – España y Francia (MdM), Red Jesuita con Migrantes – Centroamérica y Norteamérica, Servicio Jesuita a Refugiados (SJR), Una Mano Amiga en la Lucha contra el SIDA, Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes.

 

Descargar comunicado en PDF

En solidaridad con el éxodo centroamericano (Comunicado)

En el marco del 47 (XLVII) Encuentro Binacional de la Mesa de Coordinación Transfronteriza Migraciones y Género; una red compuesta por 30 organizaciones civiles, comunitarias y colectivos que trabajamos por los derechos humanos de las personas migrantes que transitan y permanecen de forma temporal o permanente, o salen y regresan a sus comunidades en los corredores de la frontera Guatemala-México.

Vemos con gran preocupación la situación actual de nuestras y nuestros hermanos centroamericanos, africanos y caribeños, quienes huyen por causas estructurales, de pobreza y violencias históricas generalizadas que les impiden acceder a oportunidades de vida digna en sus comunidades de origen.

En los corredores transfronterizos por los que caminan, ellas y ellos sufren; son víctimas de extorsiones, discriminaciones, desinformación; cobros excesivos por alimentos, transportes y hospedajes asi como violencias de diversos tipos. La falta de ayuda humanitaria y ausencia de políticas que respondan a sus necesidades y a sus derechos por parte de los Estados por donde transitan son evidentes con estos tipos de hechos.

Vemos con angustia como los discursos de odio, reproducidos entre otros por los medios de comunicación internacionales, nacionales y locales, se materializan en hechos como lo que ocurrió el día jueves 11 de abril de 2019, en el anillo periférico de la ciudad de Guatemala en donde cuatro personas migrantes, entre ellas un adolescente, fueron brutalmente atacadas con proyectiles de armas de fuego, resultando con heridas graves.

Es por ello que reunidos en San Marcos, Guatemala, exhortamos a todos los Estados a garantizar, promover y respetar los derechos humanos de las personas que deciden migrar o no migrar. Al mismo tiempo, hacemos un llamado a toda la sociedad, a solidarizarse con las personas migrantes y promover desde nuestros entornos muestras de empatía, compartiendo en la medida de nuestras posibilidades espacios de acogida y ayuda humanitaria para construir y fortalecer una cultura de hospitalidad en nuestras comunidades; erradicar la criminalización y estigmatización hacia las personas migrantes y solicitantes de refugio. Todos y todas somos seres humanos que nos necesitamos unos a otros, reconocemos en su transitar una lucha constante en la búsqueda de una vida digna y justa.

¡Nunca serás extranjer@ si transitas por América Latina!

Capitulo México

American Friends Service Committee, Oficina Regional para América Latina y El Caribe (AFSC); Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova; Centro de Derechos Humanos Oralia Morales; Coalición Indígena de Migrantes de Chiapas (CIMICH); Comité de Derechos Humano Fray Pedro Lorenzo de la Nada A.C.; Formación y Capacitación A.C. (FOCA); Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC); Instituto para las Mujeres en la Migración, AC (IMUMI); La 72, Hogar – Refugio para Personas Migrantes; Médicos del Mundo Francia – España; Pastoral de Migrantes, Parroquia de Frontera Comalapa; Servicio Jesuita a Migrantes (SJM); Servicio Pastoral a Migrantes San Martin de Porres (SEPAMI – SMP ); Servicio Jesuita a Refugiados (SJR); Una Ayuda para ti Mujer Migrante A.C.; Voces Mesoamericanas, Acción con Pueblos Migrantes, A.C.

Capitulo Guatemala

Asociación Coordinadora Comunitaria de Servicios para la Salud-Guatemala ACCSS; Asociación de Desarrollo Social de Ixcán (ADESI); American Friends Service Committee, Oficina Regional para América Latina y El Caribe (AFSC); Asociación de Familiares de Migrantes Desaparecidos de Guatemala (AFAMIDEG); Asociación Comunitaria Multisectorial de Monitoreo Comunitario en Salud y Apoyo a Migrantes (ACOMUMSAM); Consejo de Juventud para el Desarrollo Ixcoyense (COJDI); Asociación Consejería Oxlajuj Ix para Centroamérica y México (CAMEX); Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial (ECAP); Federación Guatemalteca de Escuelas Radiofónicas (FGER); Jóvenes por el Cambio; Asociación Lambda; Médicos del Mundo Francia – España; Mesa Nacional para las Migraciones en Guatemala (MENAMIG); Molanil K´inal B´e; Mamá Maquin; Pastoral Social La Libertad Cristo de Esquipulas; Pop Noj’; Red Juvenil Ak´Molam; Sociedad Civil, Gobierno Ancestral.

 

Descargar comunicado en PDF

Es indispensable el reconocimiento de una crisis de refugiado y una emergencia humanitaria en Chiapas (Comunicado)

Actualización de monitoreo Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano

Chiapas, México – 11 de abril de 2019

 

  • Hace 17 días que se empezaron a instalar las primeras personas en lo que ahora son los campos de refugiados en Mapastepec. Las condiciones humanitarias se deterioran. Se intensifica el control migratorio en las rutas y ciudades, y la detención migratoria es cada vez más violenta.
  • Las decisiones del INM están agravando la situación de muchas personas que se ven abocadas a abandonar la ciudad y lanzarse a asumir todos los riesgos de la ruta. Exigimos la reorientación estructural de la política migratoria y de refugio que evite nuevas crisis inminentes.
  • Ante la crisis humanitaria, instamos al Gobierno Federal a retomar el diálogo con el conjunto de las organizaciones defensoras de derechos humanos, y abrirse a la construcción colectiva de una política migratoria y de refugio que proteja a las personas.

Los campos de refugiados en Mapastepec

En los campos de refugiados en Mapastepec, las personas permanecen ya hasta 17 días esperando que se resuelva su situación.

Campo de refugiados 1:

Hay presencia de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), Protección Civil y otras instituciones. Las autoridades no brindan información clara y continúan manteniendo a las personas en espera. Fue hasta el día hoy, jueves 11 de abril que el INM comenzó a tramitar las tarjetas de estancia por razones humanitarias.

Las personas que habían solicitado el reconocimiento de la condición de refugiadas en Tapachula ante la COMAR, no tienen información sobre el estatus de sus procedimientos. El INM les orienta a que marchen a Tapachula para pedir el desistimiento de sus procedimientos, y regresen a Mapastepec para poder acceder a las razones humanitarias. La desinformación por parte de autoridades ha dado pauta para la difusión de información falsa por parte de abogados particulares.

El campo se encuentra lleno, las personas tienen acceso a medicamentos y a sanitarios. Hay presencia de autoridades de protección a la infancia, que informan que los niños no acompañados serán trasladados al Sistema DIF de Arriaga.

Campo de refugiados 2:

El campo 2 no es reconocido por las autoridades, por lo tanto, las personas asentadas ahí no tienen acceso a ningún servicio. Agentes del INM han informado que se permitirá el ingreso al campo 1 a medida que se evacuen a las personas que ya obtengan sus tarjetas. Las condiciones humanitarias en el “campo 2” son extremadamente críticas. Las temperaturas extremas y la falta de higiene provocan múltiples enfermedades entre la población, sobre todo infantil, que en general se encuentran en una situación de desnutrición en diferentes niveles. Se intensifican los riesgos de salud y la seguridad para niños, niñas y adolescentes, mujeres embarazadas, adultos mayores y la comunidad LGBTTTI.

La carretera que separa ambos campos está ocupada por una multitud de agentes de Policía Federal, preparada para contener posibles tumultos, dada la crispación que este escenario está causando a las personas que lo sufren.

Además, con la detención del médico cubano que lideró la caravana, hemos observado una estrategia de desarticulación que se suma a la estrategia del Estado para frenar la movilidad de las personas que continúan esperando en Mapastepec y siguen sin resolver sus trámites migratorios.

Las condiciones en Tapachula

El INM anunció oficialmente el cierre de su oficina de regularización y el cese de la apertura a nuevos trámites migratorios hasta el 15 de mayo, canalizando los trámites que ya estaban abiertos a las oficinas en frontera: Ciudad Hidalgo y Talismán. De esta forma, miles de personas con diferentes perfiles se quedan sin poder regularizarse: solicitantes de asilo sin estancia por razones humanitarias, personas refugiadas sin su tarjeta, población establecida sin permiso de residencia, o extracontinentales sin oficios de salida, entre otros. Este factor es determinante para obligar a las personas a abandonar Tapachula y tomar los riesgos del camino. Muchas han optado por unirse a los campos de Mapastepec.

Un colectivo de personas cubanas inició una huelga de hambre para reclamar sus salvoconductos (oficios de salida para poder transitar de forma segura por México), y ha habido protestas por parte de personas de distintos países africanos en la puerta del centro de detención de Tapachula, por el mismo motivo. Se ha convocado una caravana que pretende iniciar desde Tapachula el próximo sábado 13 de abril, que intentará superar los controles migratorios mediante el uso de amparos judiciales bajo el derecho de libre circulación.

Los centros de detención migratoria en la costa de Chiapoas: Tapachula (Estación Migratoria Siglo XXI), Huixtla y Huehuetán Las personas que están en camino desde la frontera hacia Tapachula y desde ahí hacia la ruta de la costa, se enfrentan a una intensificación del control migratorio y fronterizo, mediante operativos mixtos del INM y la Policía Federal. Por lo tanto, el número de detenciones se ha disparado y el centro de detención de Tapachula, de tipo concentrador, se encuentra casi al 200% de hacinamiento, con 1700 personas ingresadas. En los operativos se detiene a multitud de personas que tenían procedimientos abiertos, incluyendo a solicitantes de refugio.

Las condiciones de detención en el centro de Tapachula se han deteriorado progresivamente. Junto a la sobrepoblación aumentan las enfermedades, especialmente entre las niñas y niños, y se precariza la atención médica y la alimentación. Muchas personas manifiestan sensación de inseguridad y hostigamiento por parte de agentes migratorios y de algunas personas detenidas.

Estas condiciones y la amenaza de deportación, han provocado conflictos al interior. La noche del martes 9 de abril estalló una protesta en la que un grupo de personas detenidas intentó provocar un incendio. La Policía Federal intervino para contener el conflicto. La autoridad decidió trasladar de centro de detención a las personas presuntamente implicadas en el conflicto. Para ejecutar el traslado, la Policía Federal entró al área de detención agrediendo físicamente a las personas. Provocaron heridas visibles de diferente gravedad: ojos morados, golpes en las piernas y en las costillas, y heridas internas que provocan sangre en la orina.

También se les sustrajo sus pertenencias y documentos, así como celulares y pasaportes. Rompieron sus documentos migratorios, incluidos documentos de juicios de amparo y tarjetas estancia por razones humanitarias. Sin más información, se les trasladó a los centros de detención de Huixtla y Huehuetán.

En Huixtla se encuentran aproximadamente 60 personas, entre ellas mujeres embarazadas, niñas y niños. También hay solicitantes de refugio que desconocen qué pasará con su procedimiento. Algunas personas ya no soportan más la detención y solicitan ser deportadas. El INM de manera permanente le niega información a las personas detenidas sobre lo que pasará en ellas.

Igualmente, en Huehuetán hay aproximadamente 70 personas, mujeres y hombres, la mayoría solicitantes de refugio. Existe completa desinformación y privación del derecho de comunicación con familiares o representantes legales. Ha habido presencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Los centros de detención de Huixtla y Huehuetán son “estancias provisionales” preparadas para recluir a un máximo de 30 personas y un plazo de hasta 48 horas. Respeto a la persona que ejercía el liderazgo en la caravana, existen dudas sobre su paradero y no hay certeza de que haya sido detenido por la Policía Federal y el INM, como los medios han informado.

Principales preocupaciones

  • Las condiciones humanitarias en los campos de Mapastepec son insostenibles, especialmente en el campo 2, que no está atendido por las instituciones. Las temperaturas son altísimas, y se observa una deterioración de la situación sanitaria y preocupa el estado nutricional de los niños y niñas.La falta de claridad y lentitud del INM en dar una solución administrativa en el aspecto migratorio, tiene a las personas desinformadas y en un estado de mucha tensión emocional.
  • La ausencia de la COMAR y la actitud del INM están provocando una negación en la práctica del acceso al derecho de asilo y a la protección internacional. Los operativos de control migratorio y las condiciones de detención muestran la implementación de la política migratoria más violenta que se ha registrado en los últimos años en la frontera sur. Esta política criminaliza a las personas migrantes y viola de manera sistemática sus derechos humanos.
  • Manifestamos preocupación por la criminalización a las personas que acompañan a las caravanas, en este contexto de represión de la migración, el derecho a defender derechos también está en riesgo.
  • Junto a la preocupante gestión de la crisis que ofrecen las autoridades, no se vislumbra una reorientación estructural de la política migratoria y de refugio que evite nuevas crisis inminentes, dado el sostenimiento del flujo de llega de personas desplazadas forzadas, y la posible organización de nuevas caravanas.

Firmamos:

Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano American Friends Service Committee (AFSC) – Oficina Latinoamérica y el Caribe, Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Centro de Derechos Humanos Tepeyac, Centro de Derechos de las Víctimas de la Violencia Minerva Bello, Formación y Capacitación (FOCA), Iniciativas para el Desarrollo Humano, Junax, Kaltsilaltik, Médicos del Mundo – España y Francia (MdM), Red Jesuita con Migrantes – Centroamérica y Norteamérica, Servicio Jesuita a Refugiados (SJR), Una Mano Amiga en la Lucha contra el SIDA, Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes.

 

Descargar comunicado en PDF

 


Siguen personas en el campo de refugiados en Mapastepec con incertidumbre de su situación migratoria. Chiapas, México 4 y 5 de abril de 2019

Actualización de monitoreo: Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexican.

Comunicado

SIGUEN PERSONAS EN EL CAMPO DE REFUGIADOS EN MAPASTEPEC CON INCERTIDUMBRE SOBRE SU SITUACIÓN MIGRATORIA. HAY CIENTOS DE PERSONAS ESPERANDO PODER INGRESAR, SU SITUACIÓN ES CADA VEZ MÁS PRECARIA. Chiapas, México 4 y 5 de abril de 2019.

  • La capacidad del inmueble en Mapastepec está rebasada, no es apto para la cantidad y el tiempo de permanencia, sin ser adaptado para ello los servicios básicos se colapsan; siguen llegando Grupos de personas hasta ahora cerca de 900 personas que se instalan en las afueras del auditorio esperando ser aceptados en el recinto y contar con asistencia humanitaria desde hace cinco días, preocupa sobre todo los riesgos de ssalud y la seguridad para niños, niñas y adolescentes, mujeres embarazadas, adultos mayores y la comunidad LGBTTI.
  • Los grupos de personas fuera del campamento y en el camino sufren hostigamiento por parte de autoridades y son detenidas en operativos ejecutados por personal del INM y Policía Federal.
  • Existe desinformación en relación a trámites migratorios. Aún las personas tienen dudas e incertidumbre respecto a que hacer respecto al proceso de solicitud de refugio y sobre la tarjeta que se les ha dicho se les otorgará.
  • El cierre oficial de oficinas y trámites de regularización migratoria en Tapachula representa uno de los factores por los que las personas sin tener acceso a este derecho buscan otras alternativas para obtener seguridad y vida digna asumiendo los riesgos que esto representan como la detención y la deportación inclusive aún siendo solicitantes de refugio .
  • El ingreso al auditorio prioriza a instituciones gubernamentales encargadas de operativizar los trámites y el apoyo y limita la entrada a organizaciones de la sociedad civil quienes no solo tenemos un sentido de observancia y documentación , también de vinculación e incidencia para promover un respuesta mayormente articulada que responda las necesidades de esta crisis ya instalada en nuestro estado.

En Mapastepec Dentro del auditorio

El ingreso al auditorio en Mapastepec es gestionado por Protección Civil Federal y el INM. Se les requiere a las organizaciones de la sociedad civil registro previo para el ingreso. Sin embargo, aun con la gestión previa, es limitado el acceso, con espera de hasta 4 horas para la entrada a las instalaciones. En el auditorio se encuentran albergadas aproximadamente 1,700 personas con acceso a El ingreso al auditorio en Mapastepec es gestionado por Protección Civil Federal y el INM. Se les asistencia humanitaria y servicios médicos básicos. Oficiales del INM han informado a las personas que se les hará entrega de su TvRH dentro de 5 días. Dentro del campo hay módulos del INM, CNDH, UNICEF, CONAGUA y Secretaría de Salud.

En el interior de las instalaciones las personas se han organizado para dormir y en actividades de aseo de sanitarios y espacios comunes. Sin embargo, por las limitaciones del espacio, ha resultado poco higiénico, los sanitarios se encuentran tapados y se observa indisposición de los encargados para habilitar otros baños del auditorio. Las personas duermen en colchonetas dentro del auditorio.

Destacamos la ausencia de servicios de atención psicológica, SIPINNA y COMAR. Fuera del auditorio Afuera del campo esperan aproximadamente 900 personas en su mayoría mujeres, niñas, niños y adolescentes, con más grupos llegando esporádicamente. Este grupo de personas no está recibiendo asistencia humanitaria. Las personas usan palmas para cubrirse del sol y duermen a la intemperie. No hay acceso a sanitarios, y los que están disponibles son de particulares pero no todas las personas tienen dinero para pagar.

Hay incertidumbre entre el grupo por la falta de información y claridad respecto a los tiempos de los trámites migratorios. Las autoridades han prometido que se les permitirá el ingreso al auditorio el día sábado 6 de abril, ya que su capacidad está rebasada y esperan la rotación de las personas que están adentro. Existe desconfianza por parte de algunas personas fuera del auditorio de ingresar al campo por miedo a la salida restringida.

Hubo presencia de antimotines durante la tarde del día viernes 5. La autoridad dice que es para resguardar el área y equipos de INM, pero causa incertidumbre entre la población. La atención médica fuera del auditorio es muy limitada y solo llegó el día jueves. Varias mujeres embarazadas no han recibido la atención médica que requieren, y por las condiciones precarias, corren riesgo. Las niñas y niños ya están presentando cuadros diarreicos.

Hay presencia de Protección Civil, Grupo Beta, Bomberos, DIF y CONAGUA. Protección Civil promete la instalación de carpas para sombra y atención, que hasta hoy no se han instalado. Asimismo han mencionado, que no tienen ninguna acción prevista con las personas que están fuera del auditorio.

La ayuda humanitaria que han recibido ha sido de la población local y de las organizaciones de la sociedad civil, pero no se dan abasto para todas las personas. No hay actividades de esparcimiento. RET en colaboración con UNICEF tienen presencia con un espacio amigable trabajando con niñez y adolescencia, pero para las personas adultas no tienen esta atención.

En el camino

Siguen movilizándose grupos de personas hacia Mapastepec, aproximadamente 1000 personas van de camino desde Escuintla. Hay presencia en la carretera de Grupo Beta, Policía Federal y Municipal y retenes de INM.

Cabe resaltar que desde días anteriores, se observaron puestos de control migratorios con camionetas del INN, Policía Municipal y patrullas de Policía Federal a la salida de Tapachula, así como operativos migratorios y revisiones al transporte público, incluidos autobuses de OCC. Las redadas de migración también se han estado llevando a cabo en puntos como Huehuetán para llevar a cabo detenciones.

Por otro lado, el 3 de abril se observaron aproximadamente unas 250 a 300 personas migrantes en Huixtla. En esta zona se cuenta con un módulo del Centro de Salud Urbano de Huixtla, quien ha estado proporcionando asistencia médica. Se han visto camionetas del Grupo Beta, de la Policía Fedral, y de Protección Civil, éstos últimos con un tinaco de agua. Sin embargo, la gente que estuvo en Huixtla continuó su camino hacia Mapastepec, donde actualmente se encuentra el campo de refugiados habilitado en el auditorio.

En la Estación Migratoria Siglo XXI- Tapachula

A través del trabajo de acompañamiento a personas en detención migratoria, tenemos conocimiento de que la Estación Migratoria se encuentra al doble de su capacidad con más de 1,500 personas detenidas, dentro de las cuales una gran parte son solicitantes de asilo. El proceder del INM hacia estas personas es principalmente el de deportar, a pesar de tratarse de personas que seguramente requieren protección internacional y pudiesen solicitar asilo en México. Afuera de la Estación Migratoria llevaban días más de 300 personas africanas y haitianas, quienes se instalaron fuera de las instalaciones para esperar su oficio de salida. Estas personas no recibieron asistencia humanitaria ni atención de Protección Civil para asistirles en sus necesidades básicas. Las personas fueron orilladas a condiciones de precariedad y hartazgo, por lo cual el pasado 2 de abril se llevaron a cabo protestas por parte de estas poblaciones, generando disturbios en la Estación Migratoria, en gran parte por la falta de atención y claridad de parte de las autoridades migratorias frente a la situación de las personas migrantes.

Principales preocupaciones

  • Preocupa la falta de claridad sobre la política migratoria por parte de las autoridades, esto genera desconfianza e incertidumbre entre las personas que integran el grupo. Hacemos un llamado a las autoridades migratorias para que se brinden condiciones para que las personas con necesidades de protección puedan continuar sus trámites. Es alarmante la situación sumamente precaria de las personas que están fuera del campo de refugiados, que no cuentan con asistencia humanitaria e información clara sobre trámites migratorios.
  • Continuamos denunciando operativos y redadas de detención migratorias que vulneran los derechos de las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de protección internacional. Hacemos un llamado para que no se detenga y deporte a personas que ya iniciaron sus trámites y que por las condiciones insostenibles y de riesgo en Tapachula decidieron continuar caminando.
  • Reiteramos que las organizaciones sociales que integramos este colectivo hacemos un laborar de monitoreo y acompañamiento a las personas migrantes, y que las restricciones impuestas por las autoridades mexicanas pueden obstruir nuestra labor de defensa derechos humanos.
  • Preocupa que personas solicitantes de asilo y sujetas de protección internacional sean privadas de su libertad, así como las condiciones de hacinamiento en la Estación Migratoria y las deportaciones que se están ejecutando de forma masiva.

Firmamos

Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano American Friends Service Committee (AFSC) – Oficina Latinoamérica y el Caribe, Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Centro de Derechos Humanos Tepeyac, Centro de Derechos de las Víctimas de la Violencia Minerva Bello, Formación y Capacitación (FOCA), Iniciativas para el Desarrollo Humano, Junax, Kaltsilaltik, Médicos del Mundo – España y Francia (MdM), Red Jesuita con Migrantes – Centroamérica y Norteamérica, Servicio Jesuita a Refugiados (SJR), Una Mano Amiga en la Lucha contra el SIDA, Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes.

Descargar comunicado en PDF