Caravana migrante cae en detención bajo el engaño y desgaste (Comunicado)


Condenamos el operativo de detención migratoria encabezado por el Instituto Nacional de Migración y Policía Federal

LAS ORGANIZACIONES DEFENSORAS DE DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONAS MIGRANTES Y SOLICITANTES DE ASILO, ARTISTAS, INTEGRANTES DE LA ACADEMIA, DEFENSORES Y DEFENSORAS DE DERECHOS HUAMANOS, RECHAZAMOS Y CONDENAMOS LAS ACCIONES IMPLEMENTADAS POR EL GOBIERNO FEDERAL EN CONTRA DE ESTE GRUPO DE POBLACIÓN, EL PASADO LUNES 22 DE ABRIL DEL AÑO EN CURSO.

El pasado 22 de abril, diversos medios de comunicación dieron a conocer el lamentable operativo de detención migratoria que encabezó el Instituto Nacional de Migración en conjunto con la Policía Federal. En distintos momentos, personas que lograron escapar, han dado sus testimonios tanto a organizaciones de la sociedad civil como a medios de comunicación, coincidiendo en que fueron cercados por agentes migratorios, mientras se detenían a descansar después de haber caminado por casi 7 horas, momento que aprovecharon las autoridades señaladas, para comenzar la detención de un grupo compuesto mayoritariamente por mujeres solas con sus hijos e hijas, familias y personas con discapacidad.

Lamentamos y condenamos categóricamente este tipo de acciones sobre todo cuando en distintos momentos el Ejecutivo Federal, en lo personal y a través de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, del Subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas y del propio Comisionado de Migración, Tonatiuh Guillén, ha señalado que la política migratoria de esta nueva administración, estará basada en el respeto de los derechos humanos de las personas migrantes.


Ante la crisis migatoria y de refugiados hacemos un llamado a la reflexión, diálogo y la articulación interinstitucional

Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano

COMUNICADO ANTE LA CRISIS MIGRATORIA Y DE REFUGIADOS HACEMOS UN LLAMADO A LA REFLEXIÓN, DIALOGO Y LA ARTICULACIÓN INTERINSTITUCIONAL

Chiapas, México – 18 de abril de 2019

A los medios de comunicación,
A los organismos internacionales,
A las organizaciones de la sociedad civil,
A la sociedad en general,
A las autoridades competentes.

El colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sur Mexicano, manifestamos nuestra alerta ante las acciones implementadas por el gobierno federal, a través del Instituto Nacional de Migración (INM), perteneciente a la secretaría de Gobernación (SEGOB), en el trato que han decidido dar a las personas migrantes que desde el pasado 23 de marzo, han cruzado la frontera Guatemala-México.

Durante los últimos veintiséis días hemos podido observar y monitorear distintas acciones del INM, que han provocado diversas violaciones a derechos humanos en contra de las cerca de 5 mil personas que han ingresado al país. Entre ellas se encuentra el cierre de las oficinas de regularización y la falta de información clara sobre los procesos que cada una de las personas tendría que realizar para regular su estancia en México, generando graves incertidumbres entre el grupo llevándolos al límite de su estabilidad emocional, hecho que consideramos un trato cruel, inhumano y degradante.

Es importante señalar que el grupo se integra en su mayoría por familias, mujeres que viajan solas con sus hijos lo que lleva a que haya un número importante de niñas, niños y adolescentes. Algunos de ellos ya cuentan con un proceso de asilo iniciado, pero la mayor parte desconoce este derecho. En este sentido y escuchando los motivos que les han obligado a huir de su país, nos hemos percatado que muchos de ellos podrían ser sujetos de protección internacional, sin embargo, en estos veintitrés días, la presencia de la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado, ha sido prácticamente nula, por lo que no ha sido posible la identificación oportuna de perfiles para acceder al proceso de asilo contemplado en el marco jurídico nacional. De ser deportados, sin procesos de identificación, se estaría poniendo en grave riesgo su integridad física e inclusive su vida.

Asimismo, manifestamos nuestra alerta y preocupación ante la falta de presencia de las Procuradurías de Protección a la Infancia tanto Federal como local, su ausencia impide que se dicten todas las medidas pertinentes para garantizar los derechos de los niños, niñas y adolescentes que se encuentran en el grupo. Cabe señalar que algunos de ellos viajan solos, lo que obliga a las autoridades a brindar una atención diferenciada y a dictar de manera inmediata, medidas tendientes a garantizar su seguridad, integridad física y emocional, así como el acceso al proceso de asilo, de ser caso. Con esta omisión se pone en grave riesgo los derechos de la infancia.

Nos alerta el número de operativos de detención que se han implementado en los últimos días en los que se encuentran presentes agentes de migración, policías federales, municipales y estatales, lo que habla de una lógica de criminalizar a la migración Estos operativos y detenciones masivas han colapsado la capacidad de la Estación Migratoria Siglo XXI cuya capacidad es de 900 personas, hoy se encuentra al doble de este cupo, produciendo de facto una violación de derechos al no contar con las condiciones mínimas de estancia, provocando hacinamiento, un ambiente insalubre con riesgos a la seguridad, a la salud física y mental de las que pueden derivar la violencia y hostilidad.

Esta situación ha llevado a la reapertura de las instalaciones de la “Feria Mesoamericana” como extensión de la Estación Migratoria siglo XXI, tal y como se hizo en octubre 2018. Nos vuelve a preocupar el hecho que se condicione la detención migratoria para acceder a alguna forma de regularización migratoria o solicitud de refugio, a la asistencia humanitaria y que sea parte del ciclo de detención y deportación sistemática sin tomar en cuenta las necesidades de protección y garantía de derechos, particularmente de niños, niñas y adolescentes.

Nos alerta y preocupa que tanto gobierno federal como el del Estado de Chiapas, hasta el momento no tengan claro un plan de asistencia humanitaria. Lo observado en los campos 1 y 2 de Mapastepec en el que se concentraron poco más de 1600 personas, da cuenta de ello. En estos espacios hemos documentado la falta de acceso al agua y alimentos, a atención médica, a baños y espacios de aseo personal, así como a espacios adecuados y seguros para dormir. Se carece de espacios adecuados y seguros para mujeres que se encuentran solas con sus hijos, así como para niños, niñas y adolescentes que viajan solos, lo que les expone a diversos riesgos. Prácticamente han sido las propias personas las que han tratado de organizarse en los campos, lo que ha terminado en una criminalización.

Nos alarma la circular emitida el día de ayer por el INM en la que advierte a transportistas sobre la posible comisión del delito de tráfico de personas, si se detecta que trasladan a personas pertenecientes a la caravana migrante. Cabe señalar que muchos de los apoyos que reciben las personas en su camino son de la población civil local, quienes de manera solidaria los trasladan a diversos puntos. Este tipo de circulares lo que hace en inhibir la ayuda que la población pueda brindar, dejando solos y en situaciones de mayor vulnerabilidad a las personas de la caravana, además de ser una forma muy sutil de criminalizar la ayuda humanitaria y la solidaridad.

Finalmente nos alerta la criminalización que en este contexto se ha hecho en contra de defensores de derechos humanos, desconociendo el derecho que tenemos a defender derechos, a pesar de los diversos llamados que hemos realizado en diferentes momentos a entablar diálogos que permitan construir una política migratoria distinta a las acciones tan lamentables que hemos observado en los últimos días y que en nada hacen la diferencia con los sexenios pasados.

No obstante, mantenemos nuestra disposición como organizaciones de la sociedad civil defensoras de derechos humanos en realizar procesos de dialogo y articulación con las autoridades competentes para la construcción colectiva de respuestas permanentes basadas en la protección integral de las personas migrantes y solicitantes de refugio.

Firmamos:

Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano American Friends Service Committee (AFSC) – Oficina Latinoamérica y el Caribe, Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Centro de Derechos Humanos Tepeyac, Centro de Derechos de las Víctimas de la Violencia Minerva Bello, Formación y Capacitación (FOCA), Iniciativas para el Desarrollo Humano, Junax, Kaltsilaltik, Médicos del Mundo – España y Francia (MdM), Red Jesuita con Migrantes – Centroamérica y Norteamérica, Servicio Jesuita a Refugiados (SJR), Una Mano Amiga en la Lucha contra el SIDA, Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes.

 

Descargar comunicado en PDF

La crisis migratoria y de refugiados continúa, mientras aumentan las detenciones de grandes grupos de personas

Actualización de monitoreo

Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano

COMUNICADO

A CRISIS MIGRATORIA Y DE REFUGIADOS CONTINÚA MIENTRAS AUMENTAN LAS DETENCIONES DE GRANDES GRUPOS DE PERSONAS

Chiapas, México – 14, 15 y 16 de abril de 2019

  • Continúa la falta de protección integral a los derechos, incertidumbre y la ausencia de respuestas en los campos de refugiados de Mapastepec situación que obliga a las personas a pensar en reiniciar el tránsito, asumiendo todos los riesgos de la ruta. Un nuevo grupo de desplazados de aproximadamente 2500 personas se moviliza desde Tapachula hacia Huixtla, en medio de fuertes controles migratorios, criminalización y con rechazo de población local.
  • Las detenciones masivas en los distintos puntos entre Cd Hidalgo, Tapachula, Huixtla y Mapastepec aumenta el temor de las personas y deja notar la falta de claridad en la política migratoria por parte del Estado.
  • Nuevamente se abren las instalaciones de la “Feria Mesoamericana” como extensión de la Estación Migratoria siglo XXI, como en octubre 2018. Nos preocupa que como hace algunos meses esto condicione a las personas a la detención migratoria sin mayor respuesta integral y de protección a derechos en el ciclo de detención y deportación sistemática.
  • La dispersión de tramites de oficio de salida del INM en Tapachula a otras oficinas del Estado de Chiapas en un contexto de desinformación genera aún más incertidumbre. Reiteramos la exigencia de la reorientación estructural de la política migratoria y de refugio que evite y expanda actuales y nuevas crisis.
  • Toda persona tiene derecho, individual o colectivamente, a promover y procurar la protección y realización de los derechos humanos y las libertades fundamentales en los planos nacional e internacional por tanto nos preocupa el aumento de la criminalización de defensoras y defensores de derechos humanos lo que obstaculiza la construcción colectiva de una política migratoria y de refugio que proteja a todas las personas.
  • Mantenemos nuestra disposición como organizaciones de la sociedad civil defensoras de derechos humanos para desarrollar espacios de diálogo y articulación con las autoridades competentes para la construcción colectiva de respuestas integrales.
  • Nuevo grupo del éxodo sale de Tapachula hacia Huehuetan y Huixtla En la madrugada del 16 de abril, el nuevo grupo salió del parque de Huehuetan hacia Huixtla. Camiones, colectivos y carros particulares les han querido brindar ayuda y trasladarlos, pero agentes de la policía no lo permitieron.
  • En la ruta continúan grupos que se adelantan caminando, los operativos de control migratorio desarrollados por INM y Policía Federal les detienen sistemáticamente.

Se recuperaron testimonios de algunas personas que llegaron a Huixtla y muestran interés de solicitar la condición de refugiado en México, pero no hay presencia de autoridades responsables para su referencia.

En Huixtla nuevamente han cerrado la entrada, tras sugerencia de autoridades municipales se instala el miedo y la criminalización hacia las personas desplazadas, ante esto la única asistencia humanitaria ha sido dada por parte de miembros de la iglesia local.

Un pequeño grupo de no mas de 200 personas a las 3 de la tarde del 16 de abril les permiten el ingreso a Huixtla y son acompañados a las instalaciones de una cancha municipal en donde mas tarde se realiza un operativo del INM, no se sabe con exactitud cuantas personas fueron detenidas, ya que algunas de ellas alcanzaron a salir del lugar.

Los campos de refugiados de Mapastepec

El domingo 14 de abril, las condiciones mínimas de higiene y estadía que se habían ido logrando en el “Campo 1” disminuyen a partir de decisiones arbitrarias de autoridades presentes ante el incidente ocurrido un día antes, en donde debido a la incertidumbre en la entrega de las tarjetas anunciadas por el INM un grupo de personas se manifestaron y forcejearon con autoridades presentes.

Entre los días 14 al 16 de abril casi la mitad de las personas en el “Campo 2” se han movido del lugar, tras una larga espera de mas de 20 días, en condiciones precarias.

Se mantiene la falta de certidumbre en los tiempos de desarrollo de los trámites para recibir las tarjetas de estancia por razones humanitarias (TRH). En el “Campo 1” se habla de comenzar el trámite el jueves o el viernes y en el “Campo 2” se promete mover a las personas al otro campo los mismos días.

Pese a que en el “Campo 1” se tiene información sobre el proceso de registro de trámite, aún no hay claridad sobre cuánto tiempo deberán esperar para recibir las tarjetas de estancia por razones humanitarias (TRH). Las personas en este “Campo” continúan siendo disuadidas de su solicitud del reconocimiento de la condición de refugiadas por funcionarios del INM. No se registra presencia de autoridades competentes para orientar a estas personas.

En los últimos días ha disminuido la oferta de la atención a la salud, debido a no tener la asistencia optima y suficiente en cuanto a prevención en salud, alimentación y saneamiento se siguen presentando cuadros de infecciones diarreicas y respiratorias en niñas y niños menores de 5 años, así como en la población adulta de la cual preocupa la presencia de mujeres embarazadas en su ultimo trimestre de gestación.

Se continúan observando constantes acciones de intimidación y amenazas de detención por parte del INM y la Policía Federal.

Dispersión de trámites migratorios en todo Chiapas.

Desde el cierre de las oficinas de regularización migratoria en Tapachula y su anuncio discrecional del mismo hasta mediados de mayo. Queda claro que no hubo previsión de los impactos que tendría como uno de los factores importantes en el origen de estos desplazamientos masivos subsecuentes.

Las alternativas tomadas están poniendo en mayor riesgo a las personas, al trasladar dichos tramites pendientes en Tapachula a las oficinas en las ciudades de Tuxtla, Ciudad Cuauhtémoc, Comitán y Palenque, sin proporcionarles ningún tipo de respaldo administrativo que les permita llegar a dichas ciudades sin ser detenidos para continuar su tramite, tampoco toma en cuenta las necesidades de protección en los traslados de personas solicitantes de refugio o bien la precariedad en la que se encuentran las personas que no les permite los gastos de viaje.

Preocupaciones

  • Las condiciones humanitarias en los campos de Mapastepec son insostenibles. Las temperaturas son altísimas, y se observa el deterioro de la situación sanitaria y preocupa el estado nutricional de los niños y niñas y mujeres embarazadas.
  • Tememos por la integridad física de las personas que están siendo llevadas al límite y están en constante amenaza de ser reprimidas por la Policía Federal y detenidas por el Instituto Nacional de Migración.
  • El incremento de los operativos de control migratorio y las condiciones de detención muestran la implementación de la política migratoria más violenta que se ha registrado en los últimos años en la frontera sur. Esta política criminaliza a las personas migrantes y viola de manera sistemática sus derechos humanos.
  • La falta de claridad en la estrategia y decisiones implementadas por el INM que mantiene a las personas en grandes incertidumbres obligándoles a tomar mayores riesgos para su supervivencia en términos de su seguridad y en la búsqueda de condiciones de vida digna. La ausencia de la COMAR y la actitud del INM están provocando una negación en la práctica del acceso al derecho de asilo y a la protección internacional.
  • Junto a la preocupante gestión de la crisis que ofrecen las autoridades, no se vislumbra una reorientación estructural de la política migratoria y de refugio que evite nuevas crisis inminentes, dado el sostenimiento del flujo que llega de personas desplazadas forzadas, y la posible organización de nuevas caravanas.
  • Finalmente queremos manifestar nuestra preocupación por la criminalización que se ha presentado al derecho a defender derechos humanos que va en contra de activistas y personas de organizaciones defensoras de derechos humanos. Hacemos un llamado a las autoridades y a la sociedad en general para que reconozcan la importancia de nuestra labor de monitoreo y defensa de los derechos humanos de las personas en movilidad que han migrado forzadamente y de quienes necesitan asilo.

Firmamos:

Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano American Friends Service Committee (AFSC) – Oficina Latinoamérica y el Caribe, Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Centro de Derechos Humanos Tepeyac, Centro de Derechos de las Víctimas de la Violencia Minerva Bello, Formación y Capacitación (FOCA), Iniciativas para el Desarrollo Humano, Junax, Kaltsilaltik, Médicos del Mundo – España y Francia (MdM), Red Jesuita con Migrantes – Centroamérica y Norteamérica, Servicio Jesuita a Refugiados (SJR), Una Mano Amiga en la Lucha contra el SIDA, Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes.

 

Descargar comunicado en PDF