Actualización éxodo migrante

Mapastepec , Chiapas, 7 de noviembre de 2018.

Organizaciones que formamos parte del Grupo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en Chiapas, reportamos que el día 6 de noviembre, se presentó una oferta de empleo por parte del Instituto Nacional de Migración a varias de las personas migrantes instaladas en la Feria Mesoamericana, en la ciudad de Tapachula. Según se dijo el trabajo consistiría en labores de limpieza, pintura, entre otras actividades , para el mantenimiento de las instalaciones de la Feria; el proyecto pertenece, de acuerdo a lo reportado, al programa “Estás en tu Casa”. Sin embargo, aunque la información se haya confirmado por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) , todavía no hay claridad sobre su puesta en marcha, y se hace importante conocer por ejemplo el monto salarial que recibirán, la jornada de trabajo que deberán cubrir y el tiempo de duración del empleo, en el marco de los principios más básicos de las políticas públicas.

Por otra parte, entre el día de ayer y el día de hoy, se reportó la presencia de aproximadamente 150 personas de origen guatemalteco en la frontera de Ciudad Hidalgo – Tecún Umán. Y el día 7 de noviembre se continuó observando – al igual que en días anteriores – la presencia de patrullas de la Policía Federal (PF ) y vehículos del Instituto Nacional de Migración (INM) cerca de la frontera de Ciudad Hidalgo – Tecún Umán. También se observaron policías municipales vigilando los caminos que cruzan el río Suchiate hacia el lado mexicano, así como patrullas de la PF y de la Gendarmería Nacional y una ambulancia de la PF circulando a alta velocidad en las inmediaciones de la localidad de Suchiate. Permaneció también el destacamento de la Secretaría de Marina en el paso entre El Coyote y el Limón. Seguimos denunciando que la presencia de todos estos cuerpos de seguridad abona a la criminalización de las personas migrantes y refugiadas, y al detrimento de su estado anímico.

Asimismo se reporta que en ciertas horas del día el paso de personas por puente fronterizo pareció normalizarse; en este mismo sentido, se observó que la atención médica que se proporciona en el centro de salud cercano se ha regularizado.

Más al norte, en el municipio de Huixtla, se registró el día de hoy, 7 de noviembre, por la madrugada, la salida del tercer grupo migratorio – también conocido como la tercera caravana – que salió de Huixtla para dirigirse hacia Mapastepec. Este grupo se compone de aproximadamente 2,300 personas, principalmente de origen salvadoreño, siendo la mayor parte hombres jóvenes y hombres de edad madura; en menor proporción se observa la presencia de mujeres y de menores de edad.

Esta tercera caravana logró avanzar a buena velocidad gracias al ofrecimiento de “aventones”, durante su ruta fueron acompañados por la Policía Federal y por Protección Civil, y no se identificó en este tramo hostigamiento por parte del INM. Sin embargo, nos preocupa la falta de registro sobre los transportes que ofrecen “aventón” y el número aproximado de personas que se llevan, sobre todo para prevenir posibles secuestros.

Se identificó el día de hoy a un grupo de 20 personas que solicitaron retorno asistido en Mapastepec, a quienes les ofrecieron trasladarlos a la Casa Migrante para contactarles con el Grupo Beta del INM.

Al llegar a Mapastepec, se ofreció a las personas alimentación básica, agua, atención médica y alojamiento en la Unidad Deportiva. Se presenta escasez de baños para una población tan numerosa. Los que hay están inundados, tapados y en muy malas condiciones.

La alimentación es ofrecida por el instituto para el Desarrollo Integral de la Familia ( DIF ) m unicipal y por varias iglesias locales, mientras que la a tención médica es facilitada por la organización Madre Tierra, A.C., la Cruz Roja y religiosas voluntarias que están asistiendo a las personas migrantes de manera básica. Están curando, principalmente , las heridas en los pies provocadas por las largas caminatas, y lo han venido haciendo con cada uno de los grupos migratorios. Los recursos económicos y materiales son pocos, pero la voluntad y la solidaridad de estas personas y organizaciones es mucha.

A pesar de lo anterior, se ha identificado una disminución de la atención prestada a esta caravana. Los grupos que asisten se encuentren desgastados y los recursos disponibles han mermado considerablemente , presentándose desabasto incluso en instituciones como Cruz Roja y Protección Civil . Esto repercute en las condiciones de salud y de ánimo de las personas migrantes; el día de hoy, por la tarde, se reportaban en Mapastepec alrededor de 75 personas lesionadas principalmente en sus rodillas y en las plantas de sus pies. Estas lesiones y heridas se han agudizado por la falta de atención médica a lo largo del trayecto recorrido.

El grupo descansa esta noche y repone fuerzas en la Unidad Deportiva de Mapastepec. Mañana, a las 3 a.m., iniciarán otra larga caminata hacia Arriaga; les espera un tramo complejo, que seguramente traerá nuevos retos y dificultades. Más adelante, esperan unirse a la segunda caravana, pues comprenden los riesgos que corren -en particular en estados como Veracruz- y juntas y juntos se saben más fuertes y más seguros.

Es importante señalar que, hasta el momento, el gobierno del Estado de Chiapas no ha implementado ninguna estrategia de ayuda humanitaria que permita la coordinación con las distintas dependencias del gobierno local y su articulación con las dependencias federales. Si bien se habilitó en un primer momento la Feria Mesoamericana, es importante señalar que no fue para brindar esta asistencia, sino para hacer las veces de una extensión de la Estación migratoria siglo XXI, en privación de libertad, y cuyo cierre llevó a por lo menos 2 mil personas a quedar en
situación de calle.

Quisiéramos, finalmente, señalar la marcada desinformación entre la población migrante con respecto a la posibilidad de retornar a sus países de origen. En este sentido, se recomienda la activación del ACNUR y la  Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para que puedan monitorear y acompañar el proceso de retorno de las personas que así lo deseen.

Continuamos exigiendo al Estado mexicano la garantía de los derechos y la protección de todas las personas, así como la asistencia y atención especial a quienes se encuentran en mayor estado de vulnerabilidad.

Organizaciones firmantes: Iniciativas para el Desarrollo Humano, Una Mano Amiga en la Lucha Contra el SIDA, AC, American Friends Service Committee Oficina Latinoamérica y el Caribe, Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) y Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes AC, Formación y Capacitación A.C., Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC), Otros Mundos Chiapas A.C., Médicos del Mundo Suiza, Médicos del Mundo Francia y España y Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova A.C.

 

Descargar comunicado en formato PDF


Actualización Éxodo Migrante (5 de noviembre 2018)

Tapachula, Chiapas, a 5 de noviembre de 2018

Organizaciones parte del Grupo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en Chiapas; hemos
registrado el desalojo de la extensión del centro de detención Siglo XXI que se instaló en la “Feria
Mesoamericana”. Durante la semana observamos la ejecución de medidas de alternativas a la detención a
través de las cuales de canalizaron diariamente entre 80 a 100 personas a albergues de puertas abiertas y
espacios acondicionados como tales. Si bien desde el principio manifestamos que la habilitación de esta feria
como extensión del centro de detención migratorio no garantizaba la seguridad e integridad física y emocional
de las personas refugiadas detenidas, condicionando la asistencia humanitaria a permanecer en esta condición
de detención e impedía que las personas accedieran a información sobre su situación, lo cierto es que su cierre
no fue planificado. De esta manera el sábado 3 y domingo 4 de noviembre nos percatamos de que, bajo
términos distintos a las alternativas a la detención, fueron desalojados cerca de 2,000 personas
(aproximadamente) que se encontraban dentro de la feria, mismas que han quedado mayormente expuestas.

Con esta acción, el Estado mexicano, como Estado receptor, incumple las obligaciones que tiene a garantizar
servicios básicos como parte de los procesos de atención, recepción e identificación.

Es importe reiterar que a la fecha nos fue negada por parte de las autoridades responsables, toda información
que nos permitiera conocer la situación de las personas que estaban detenidas en la Feria, desde el momento
de su ingreso, estancia, y salida, hecho que se agrava como consecuencia de este cierre que ha sido de forma
abrupta y arbitraria al no contar con una planificación previa de salida, que posibilitara a las personas tener
claridad sobre la información necesaria para realizar y/o continuar el proceso de solicitud de refugio. Esta
situación la hemos podido constatar con la atención directa que desde nuestras oficinas hemos tenido que
implementar de forma emergente respondiendo a las condiciones antes señaladas.

Desde nuestros comunicados anteriores hicimos un llamado a que no se condicionara la asistencia humanitaria
a la aceptación de la detención, solicitando, además que, a la salida de las personas de este lugar, se
garantizara asistencia ya que, por la emergencia y el número de personas podían quedar en mayores
condiciones de vulnerabilidad de las que ya se encontraban a su ingreso. Por esta razón, afirmamos que la
retirada del Estado y el incumplimiento de su obligación de protección, expone la vida e integridad física de las
personas, con especial estado de vulnerabilidad a niños, niñas y adolescentes.

Las organizaciones de la sociedad civil y organismos internacionales bajo una situación de contingencia, se han
y nos hemos visto en la tarea de responder en logística, asistencia, asesoría y acompañamiento para las miles
de personas que se encuentran en Tapachula y que al encontrarse en mayor estado de vulnerabilidad, por
estar en situación de calle y carentes de servicios de asistencia básica, son un reto social, sobre todo porque
se convierten en presas de mensajes xenofóbicos y políticas de criminalización que promueven una mayor
segmentación social.

Retomamos nuevamente que “Ante estos contextos se reafirma la necesidad de transformar la política de
Estado en materia migratoria, las medidas que aquí se tomen pueden representar una oportunidad para una
reorientación y construcción por parte del Legislativo y Ejecutivo de una política de Estado centrada en las
personas y sus derechos en México”  (Ver comunicado de GTPM.)

Por otra parte, en Ciudad Hidalgo seguimos observando la presencia de la Secretaria de Marina, Policía Federal
y agentes del Instituto Nacional de Migración en el rio, quienes han instalado la vigilancia constante del paso de personas por las balsas y particularmente en el puente. Presencia que abona a la criminalización de las
personas migrantes y refugiadas.

En otros puntos del monitoreo como la carretera Tuxtla – Tapachula; obtuvimos información sobre un grupo
de 1,800 personas aproximadamente que conforman el segundo grupo del éxodo, que se encontraban
caminando hacia Oaxaca entre las 8:00 y 9:00 de la mañana, con dirección a Tapanatepec. Este grupo se
mantuvo con presencia de Policía Municipal, Federal y de Vialidad, así como Protección Civil. Dentro de este
grupo, ante un menor seguimiento de necesidades humanitarias pudimos observar mayores problemas de
salud, como resfríos y deshidratación.

También observamos que en el trayecto entre Arriaga y Huixtla se redujo de manera considerable la presencia
institucional prestadora de servicios de salud y asistencia humanitaria así como de autoridades de Policía
Federal e INM.

En Huixtla observamos la llegada del tercer grupo del éxodo conformada por un aproximado de 2,000 personas
que en su mayoría señalaron ser de El Salvador, de quienes se monitoreó su difícil y riesgoso ingreso a México
por el Río Suchiate desde el viernes 1º de noviembre. Hacia las 15:00 horas del día de hoy, habían cerca de 200
personas en la plaza central del pueblo, después de una hora sobre la carretera a 7 km del centro de la ciudad
visualizamos el contingente mucho más grande quienes tuvieron que caminar más kilómetros sin facilidad de
“aventones” debido a un bloqueo organizado por la CNTE, por tanto, se evidenciaron condiciones extremas de
cansancio y deshidratación. A pesar de esto, percibimos entusiasmo por continuar la ruta. Cabe señalar que
durante este tramo estuvieron custodiadas por Policía Federal y acompañadas por ACNUR, CNDH y Cruz Roja,
al igual de que protección civil y Policía Municipal a su llegada al municipio de Huixtla

De acuerdo con testimonios de las personas, hay mayor hostigamiento por parte de Policía Federal e INM tanto
a ellas, como a las personas de las comunidades en la ruta, con amenazas de que al solidarizarse están
incurriendo en “tráfico de personas”. Es importante señalar que este hostigamiento afecta sobre todo a grupos
que en la marcha se separan por agotamiento físico.

Con relación a este punto, es importante decir que la Ley de Migración, en su artículo 159, señala que no se
impondrá pena a las personas de reconocida solvencia moral, que por razones estrictamente humanitarias y
sin buscar beneficio alguno, presten ayuda a la persona que se ha internado en el país de manera irregular […],
haciendo una diferenciación en las medidas establecidas para su protección.

Algunas personas mencionan que hay otros individuos que se han acercado al grupo ofreciéndoles trámites
más rápidos para el reconocimiento de la condición de asilo. Esta situación nos preocupa en particular porque
sabemos que hay personas que se dedican a enganchar a personas a través de este tipo de ofrecimientos o a
través de ofertas de trabajo, colocándolas en riesgo de ser víctimas de secuestro para trata sexual o labora. Si
bien es un tema que ha sido señalado, hasta el momento no existe ningún tipo de medida que prevenga este
tipo de actos.

Seguimos llamando a no olvidar la responsabilidad del Estado en garantizar los derechos y la protección de
todas las personas, con especial atención a quienes como hoy se encuentran en estado de mayor
vulnerabilidad.

Firman. Iniciativas para el Desarrollo Humano, Una Mano Amiga en la Lucha Contra el SIDA, AC, American
Friends Service Committee oficina Latinoamérica y el Caribe, Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) y Servicio
Jesuita a Migrantes (SJM), Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes AC, Formación y Capacitación
A.C., Otros Mundos Chiapas, Médicos del Mundo Suiza, Médicos del Mundo Francia y España y Centro de
Derechos Humanos Fray Matías de Córdova A.C.

Descargar comunicado en formato PDF

Comunicado la Mesa de Coordinación Transfronteriza Migraciones y Género

Descargar comunicado en formato PDF

“Grandes flujos de fuerza productiva y talento en nuestras comunidades y territoros, se ven forzadas y forzados a migrar para la sobrevivencia en medio de la hostilidad y la xenofobia en la que, si no pierden la vida, son obligadas a engrosar los cinturones de mafia y crimen organizado que de nuevo incrementa la violencia y la criminalidad”
-Despojo y migración. MTMG

Desde la Mesa de Coordinación Transfronteriza Migraciones y Género, vemos con indignación y tristeza como nuestros hermanos y hermanas hondureños protagonizan un nuevo éxodo masivo, llevando a sus hijos e hijas y sus pocas pertenencias para atravesar territorios cargados de peligros. Partieron de San Pedro Sula aproximadamente 800 personas, en el camino se fueron sumando jóvenes y familias completas, hoy son más de 2,500 que han contado con apoyo de ciudadanas y ciudadanos solidarios, organizaciones de Derechos Humanos, Cáritas y Pastoral de Movilidad.

 

Los gobiernos de Guatemala y México respectivamente se apresuraron a fijar su posición y rol de gendermes de las fornteras, en sendos pronunciamientos donde ofrecen no reconocer el derecho a la movilidad y libre tránsito, facilitando trámites administrativos que permitan a las personas protección y respeto a los elementales derechos humanos.

Las condiciones estructurales de violencia, exclusión y xenofobia en los países de Centro América siguen expulsando masivamente a personas sin oportunidades, enfrentadas a la violencia de pandiallas, al despojo de sus medios de vida, a la destrucción de sus precarias condiciones por eventos “naturales”, a la desprotección absoluta de gobernantes corruptos cuyos intereses no tienen nada que ver con las razones que les llevaron a postularse y ser electos para servidores públicos. Estas crisis humanitarias se repetirán cada vez con más fuerza en la medida en que no se atiendan las causas estructurales que en cada país de origen, motiva a las personas a moverse.

El fenómeno de la Migración no puede verse alejado de lo que pasa en los territorios que expulsan a la mayoría de las y los migrantes. Es necesario reconocer la estrecha relación entre el modelo económico dominante y los procesos migratorios; esa de sobra documentado que la industria extractiva, el despojo de los bienes comunes naturales en los pueblos originarios, la criminalización de las y los defensores en sus territorios, y la falta de oportunidades para personas de todos los géneros han incrementado en los últimos tiempos la necesidad de moverse para encontrar nuevas rutas de desarrollo, de trabajo y de paz. La pobre inversión en salud, educación y empleos dignos en nuestros países aumenta día con día las brechas de desigualdad e incrementa el capital humano que se enrola en negocios ilícitos para sobrevivir. Esos seres humanos son extorsionados, torturados, violados, son cooptados por el crimen organizado y la mayoría de ellos y ellas pierden la vida al negarse, o al ser parte de las mafias que los cooptan para operativizar la narcoactividad, la trata de personas y el contrabando de mercancías ilícitas.

Exigimos a los gobiernos de Guatamala y México, respeto a los derechos que tienen las personas migrantes:

  1. Respeto integral y la garantía de los Derechos Humanos de las personas migrantes en Guatemala y México. Espcialmente de los Derechos Básicos, como son derecho a la Vida, Seguridad y Libertad.
  2. La no-persecución de las personas migrantes en la ruta migratoria por parte de los funcionarios de Migración, los cuerpos de la policía nacional, municipal, estatal, y la Policía Federal y Ministerial. La no persecución en la carretera, en transporte público, y en el tren. En ningún caso el uso de la violencia.
  3. El acceso a la asistencia inmediata a la justicia, la verdad y la reparación integral de daños para las personas migrantes víctimas del delito en Guatemala y México.
  4. Que los Estados de Guatemala y México, garanticen los derechos de las personas migrantes e implemente medidas de protección especiales para grupos vulnerables como mujeres, menores de 18 años y personas de la comunidad LGBT+.
  5. El acceso equitativo a los servicios públicos de salud, incluyendo a las consultas no urgentes, la atención urgente, los medicamentos, y los análisis. La atención puntual y la no-discriminiación
  6. Exigimos a los gobiernos de ambos países que brinde la seguridad integral necesaria para las personas que vienen viajando en la “Caravana de Migrantes Hondureños hacia México y Estados Unidos” así como mayor coherencia, con los acuerdos signados en materia de protección a las personas vulnerables y apoyar la movilidad y el derecho de asilo que le asiste a cualquier persona que por motivos de violencia tiene que abandonar su casa, su familia y su país.

Organizaciones Firmantes

Mes de Coordinación Transfronteriza Migraciones y Género (MTMG) integrada por:

  • Asociación Coordinadora Comunitaria de Servicios para la Salud Guatemala (ACCSS)
  • Asociación de Desarrollo Social Ixcán (ADESI)
  • American Friends Service Commitee
  • Oficina Regional para América Latina y El Caribe (AFSC)
  • Asociación de Familiares de Migrantes Desaparecidos de Guatemala (AFAMIDEG)
  • Asociación Comunitaria Multisectorial de Monitoreo Comunitario en Salud y Apoyo a Migrantes (ACOMUMSAM)
  • Consejo de Juventud para el Desarrollo Ixcoyense (COJDI)
  • Asociación Consejería Oxlajuj Ix para Centro américa y México (CAMEX)
  • Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial (ECAP)
  • Federación Guatemalteca de Escuelas Radiofónicas (FPGER)
  • Jóvenes por el Cambio
  • Médicos del Mundo Francia – España
  • Mesa Nacional para las Migraciones en Guatemala (MENAMIG)
  • Molanil K’inal B’e
  • Mamá Maquin
  • Pastoral Social La Libertad Cristo de Esquipulas
  • Pop Noj’
  • Red Juvenil Ak’Molam
  • Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova
  • Centro de Derechos Humanos Oralia Morales
  • Coalición Indígena de Migrantes de Chiapas (CIMICH)
  • Comité de Derechos HUmanos Fray Pedro Lorenzo de la Nada A.C.
  • Formación y Capacitación A.C. (FOCA)
  • Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC)
  • Instituto para las Mujeres en la Migración A.C. (IMUMI)
  • La 72, Hogar Refugio para Personas Migrantes
  • Pastoral de Migrantes, Parroquia de Frotnera Comalapa
  • Servicio Jesuita a Migrantes
  • Servicio Pastoral a Migrantes San Martín de Porres (SEPAMI-SMP)
  • Servicio Jesuita a Refugiados (SJR)
  • Una ayuda para ti Mujer Migrante A.C.
  • Voces Mesoamericanas, Acción con Pueblos Migrantes A.C.

Mujeres en contexto de la movilidad humana

Actualmente las principales causas asociadas a la migración de las mujeres tienen que ver con factores socio económicos, laborales, familiares en el contexto de movilidad humana como grupo en particular a violaciones de sus derechos humanos, esto debido a la discriminación y violencia que históricamente han sufrido en razón de su género, esto las ha mantenido invisibles tanto en las políticas públicas como en los sistemas de justicia en los países de la región.

La violencia que viven las mujeres tanto en el espacio público como en el privado las ha forzado a dejar sus hogares en busca de protección y seguridad tanto de ellas como de sus familias, la mayoría de las mujeres que se han desplazado de manera forzada provienen de los lugares más marginados de la población con una alta presencia del crimen organizado y son quienes ejercen violencia contra ellas, la cuál va desde una extorsión, ataques directos, abuso y violación sexual, amenazas, reclutamiento forzoso por miembros de pandillas y carteles de drogas.

La falta de capacidad de los Estados, de programas y de mecanismos que permitan acceder a la mujer a una vida libre de violencia, impide que las autoridades puedan enfrentar a éstos grupos delicuenciales. Todo ello crea un ambiente de corrupción e impunidad, las personas provenientes de estos países manifiestan que no pueden acceder a la justicia de manera plena porque el crimen organizado ejerce un control efectivo tanto dentro de las instituciones como en el territorio de su país, por lo tanto prefieren salir antes de que se concreten las amenazas de las cuales han sido objeto.