Migrar con dignidad, boletín no.14


Pronunciamiento del Movimiento de Parteras de Chiapas Nich Ixim 5 de mayo de 2020

San Cristóbal de las casas, Chiapas, México a 5 de mayo de 2020.

El Movimiento de Parteras de Chiapas Nich Ixim reiterasu compromiso con la vida, con las mujeres y las comunidades, tanto para la atención durante el embarazo, parto y puerperio, así como para la referencia oportuna en situaciones de emergencia obstétrica.

En este 5 de mayo Día Internacional de las Parteras,celebramos haciendo un balance de la situación que estamos viviendo con la pandemia: seguimos ejerciendo sin material adecuado para atender partos, algunas autoridades nos impiden el libre tránsito, no tenemos respuesta de las autoridades estatales de salud a las demandas presentadas en el marco de la pandemia de Covid-19, como cuidadoras de la vida de las mujeres embarazadas, estamos preocupadas, ahora más que nunca se encuentran en una situación de riesgo.

El Movimiento deParterasde Chiapas Nich Ixim,que está conformado por más de 800 parteras, representantes y voceras de 30 Municipiosdel Estado, donde hemos seguido atendiendoa mujeres embarazadas,partosy postparto, hemos dado testimonios de la gran desinformación que existe en las comunidades, la cual no permite que se desarrollen planes comunitarios de cara al Covid -19.

Como parteras sabemos de los riesgos que corremos frente a esta enfermedad, por lo que estamos llevando a cabo las medidas preventivas necesarias para protegernos y proteger a las mujeres y familias que atendemos.

Vivimos en la incertidumbre ante la cercana agudización de la situación producida por la Covid-19, menos mujeres indígenas y de localidades rurales se desplazaran hacia los hospitales, no solo por el temor de contagiarse sino porque éstos posiblemente estarán saturados. Y será en esta circunstancia que la partería tradicional y profesional es estratégica para la atención de los partos de bajo riesgo, proporcionando una atención oportuna y de calidad y contribuyendo a la disminución de la mortalidad materna y neonatal en las comunidades.

Por todo esto fue quecomo Movimiento Estatal desde el mes de abril exigimos a las autoridades estatales, municipales, a la SSA e IMSS de manera URGENTE que:

  1. Reconozcan la labor de las parteras y se establezcan acciones de coordinación y colaboración entre nosotras y el personal de salud en los diferentes niveles.
  2. Que se dote de insumos de prevención (mascarillas, gel de alcohol, jabón, guantes, etc.) a las parteras así como de material para la atención del parto.
  3. Que se respete el derecho de las mujeres de decidir con quiénatenderse, y el derecho de las parteras de seguir brindando atención y cuidado.
  4. Que el estado garantice el derecho del certificado de nacimiento del recién nacido atendido por parteras.
  5. Que en caso de emergencia obstétrica, las autoridades municipales, así como las autoridades de salud garanticen que durante el traslado y la atención de la emergencia, las mujeres no se contagiarán de Covid-19 y recibirán un trato digno y respetuoso.
  6. Exigimos que para evitar estos contagios, en los hospitales exista un espacio exclusivo para atender a las embarazadas con complicaciones.
  7. Que se respete el derecho de las mujeres con Covid-19 a no ser separadas de su hija/o recién nacido, ni que se les prohíba la lactancia materna, actuando acorde a las evidencias científicas conocidas hasta ahora.
  8. Que haya claridad sobre a quién debemos contactar en caso de tener que hacer una referencia frente a una emergencia obstétrica

La respuesta de las autoridades de salud no ha llegado, seguiremos con las mismas exigencias al Estado Mexicano, que es el que le corresponde garantizar la salud de las mujeres embarazadas.

“Por la vida y el reconocimiento de la partería: parteras del Movimiento, parteras de Chiapas y del Mundo continuamos trabajando”

Descargar comunicado en formato PDF


Pronunciamiento del Movimiento de Parteras de Chiapas Nich Ixim (3 de abril)

3 de abril de 2020, San Cristóbal De Las Casas, Chiapas. México.

Ante la situación que vivimos en México y en todo el mundo por el SARS-cov-2, coronavirus, el Movimiento de Parteras de Chiapas Nich Ixim, que está conformado por más de 500 parteras representantes de 30 municipios, se pronuncia y les hace saber que, hoy más que nunca, continuaremos activas atendiendo a las mujeres en el embarazo, parto y puerperio pues nuestra tarea, desde hace décadas, ha sido la de ser las cuidadoras de la salud de las mujeres, las familias y las comunidades. En el Movimiento hay parteras con experiencia de más de 40 años, y el conjunto de integrantes, en los últimos dos años hemos atendido aproximadamente 7000 partos.

Consideramos que conforme se agudice la situación producida por la Covid-19, menos mujeres indígenas y de localidades rurales se desplazaran hacia los hospitales, no sólo por el temor de contagiarse sino porque éstos estarán saturados. Y será en esta circunstancia que la partería tradicional y profesional será estratégica para la atención de los partos de bajo riesgo contribuyendo a la disminución de la mortalidad materna y neonatal enlas comunidades.

Como parteras sabemos de los riesgos que corremos frente al Covid-19 por lo que estamos llevando a cabo las medidas preventivas necesarias para protegernos y proteger a las mujeres que atendemos. Sin embargo, hacemos de su conocimiento que no tenemos acceso a los insumos básicos como alcohol, cubre bocas, guantes, gel de alcohol, jabón líquido ya que no se pueden conseguir en todas las localidades donde vivimos; por otro lado el personal de salud de algunas clínicas ha negado a proveer de esos insumos, las instituciones de salud no están considerando nuestra experiencia y disposición para la atención durante el parto de bajo riesgo sino que por el contrario han señalado que deberíamos de dejar de atender a las mujeres, sin argumento cierto alguno, a su vez desconocemos los planes del personal de salud en caso de que las comunidades decidan cerrar su territorio. En recorridos realizados por organizaciones que nos apoyan hemos visto que en algunos municipios, el personal de los centros de salud no está realizando el trabajo de información, prevención sobre la enfermedad y los cuidados necesarios para evitar el contagio, así como qué hacer en caso de que haya personas enfermas en nuestras comunidades. También algunasparterasdel movimientohanreportadoque algunas mujeres embarazadas han sidorechazadasen los hospitales y que esto probablemente tenga como consecuencia el aumento de muertes maternas.

Por todo esto, como Movimiento Estatal exigimos a las autoridades estatales, municipales, a la SSA e IMSS de manera URGENTE que:

  1. Reconozcan la labor de las parteras y se establezcan acciones de coordinación y colaboración entre nosotras y el personal de salud en los diferentes niveles.
  2. Que se dote de insumos de prevención (mascarillas, gel de alcohol, jabón, guantes, etc.) a las parteras así como de material para la atención del parto.
  3. Que se respete el derecho de las mujeres de decidir con quién atenderse, y el derecho de las parteras de seguir brindando atención y cuidado.
  4. Que el estado garantice el derecho del certificado del recién nacido atendido por parteras.
  5. Que en caso de emergencia obstétrica, las autoridades municipales, así como las autoridades de salud garanticen que durante el traslado y la atención de la emergencia, las mujeres no se contagiarán de Covid-19 y recibirán un trato digno y respetuoso.
  6. Exigimos que para evitar estos contagios, en los hospitales exista un espacio exclusivo para atender a las embarazadas con complicaciones.
  7. Que se respete el derecho de las mujeres con Covid-19 a no ser separadas de su hijo/a recién nacido, ni que se les prohíba la lactancia materna, actuando acorde a las evidencias científicas conocidas hasta ahora.
  8. Que haya claridad sobre a quién debemos contactar en caso de tener que hacer una referencia frente a una emergencia obstétrica.

El Movimiento de Parteras de Chiapas Nich Ixim reitera su compromiso con la vida, con las mujeres indígenas y las comunidades tanto para la atención durante el embarazo, parto y puerperio, así como para la referencia oportuna de casos de emergencia obstétrica

“Por la vida y el reconocimiento de la partería: parteras del Movimiento, parteras de Chiapas y del Mundo continuamos trabajando”

Parteras del Movimiento de Parteras Nich Ixim y organizaciones aliadas (Formación y Capacitación A.C. (FOCA), Alianza Pediátrica Global (APG), Centro de Capacitación en Ecología y Salud para Campesinos A.C. (CCESC), CAMATI Mujeres Construyendo desde Abajo A.C.

Correo de atención: nichixim@gmail.com

Descargar pronunciamiento en PDF

Ante los riesgos por el COVID-19: Exigimos la libertad inmediata de todas las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo en detención migratoria

  • La muerte de una persona solicitante de asilo en la estación migratoria de Tenosique el pasado 31 de marzo es consecuencia de las condiciones de detención, la negligencia del INM y la participación de la Guardia Nacional.
  • Mantener a las personas en detención migratoria, en grave riesgo de contagio de Covid-19, es una violación de derechos humanos y un atentado a la vida de las personas migrantes y de quienes laboran en las estaciones migratorias.
  • Exigimos la destitución inmediata del comisionado del INM, por su responsabilidad directa en los hechos y se inicien las investigaciones correspondientes.

Las organizaciones, redes de la sociedad civil y universidades firmantes, manifestamos nuestra profunda indignación y preocupación ante los hechos ocurridos en estaciones migratorias (EM) a cargo del Instituto Nacional de Migración (INM), en específico las ubicadas en Villahermosa y Tenosique, Tabasco, así como la Siglo XXI en Tapachula, Chiapas.

Hemos denunciado reiteradamente las pésimas condiciones de subsistencia en las que se encuentran las personas migrantes y solicitantes de protección internacional privadas de su libertad en estaciones migratorias, así como la ilegal detención de niñas, niños y adolescentes. La pandemia global del Covid-19 profundiza la incertidumbre y el miedo, al tiempo que genera aún mayores riesgos sanitarios para las personas detenidas. Frente a las medidas tomadas por el INM ante la pandemia, desde la sociedad civil se solicitó el cese de las detenciones por razones migratorias y la liberación de todas las personas detenidas en estaciones migratorias y estancias provisionales.

Dado que las autoridades migratorias no han impulsado medidas efectivas, especialmente del orden de la salud pública, para proteger a las personas migrantes en detención, ocurrieron protestas: el 23 de marzo, al menos 50 migrantes que se manifestaban en la EM Siglo XXI en Tapachula, Chiapas, fueron reprimidos por la Guardia Nacional y la Policía Federal, mediante el uso de mangueras de agua, gas lacrimógeno y abuso de la fuerza de la Guardia Nacional.2El 29 de marzo se registró una manifestación al interior del centro de detención migratoria ubicado en Villahermosa, Tabasco, por los mismos motivos. Finalmente, el 31 de marzo hubo otra protesta en la EMde Tenosique, nuevamente a causa de la incertidumbre e insalubridad en que el INM mantiene a las personas en detención migratoria. Un hombre de origen guatemalteco murió y por lo menos 14 personas fueron heridas. Según testimonios de las personas sobrevivientes, la represión fue ejercida por agentes del INM y, nuevamente, miembros de la Guardia Nacional, quienes además impidieron la evacuación de las personas para escapar del incendio al interior del centro.

El Gobierno mexicano ha declarado que las medidas que tomará para hacer frente a la emergencia sanitaria derivada del Covid-19 se realizarán en un marco de respeto y protección de los derechos humanos. Asimismo, el Consejo de Salubridad General señaló que la situación de emergencia no restringe ni suspende el ejercicio de los derechos. Los derechos humanos reconocidos en la Constitución Política y en tratados internacionales de los que México es parte, continúan vigentes para todas las personas que habitan en el país, incluidas las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas.Consideramos que, debido a la especial vulnerabilidad en que se encuentran estos grupos de población, el Estado mexicano debe tomar medidas tendientes a garantizar su salud, integridad física y mental, así como la vida y las garantías jurídicas que correspondan para hacerlos efectivos.

El Consejo de Salubridad General determinó que la población en general y las autoridades en lo particular, deben dejar de realizar actividades no esenciales para la atención del contexto actual, y aunque el Acuerdo de Secretaría de Gobernación del día de ayer señala los operativos de control y verificación migratoria como esenciales, en la práctica estos impiden cumplir con las medidas de sana distancia y no concentración de más de 50 personas en un mismo lugar, ya que derivan en la detención y hacinamiento de cientos de personas.4Por lo tanto, estos operativos deben dejar de realizarse.

En ese sentido, nuestra exigencia irrestricta es que todas las personas migrantes y solicitantes de la condición de refugiadas privadas de la libertad en estaciones migratorias y estancias provisionales sean puestas en libertad de manera inmediata, tal como lo recomiendan organismos internacionales como la OACNUDH, OIM, ACNUR y profesionales de la salud como la OMS. Esto, necesariamente compromete al Estado mexicano a diseñar una estrategia de detección, canalización y atención a grupos de migrantes y personas sujetas de protección internacional con mayores condiciones de vulnerabilidad, entre los que se encuentran mujeres embarazadas, niñas, niños y adolescentes, personas solicitantes de protección, personas con discapacidad, adultos mayores, miembros de la comunidad LGBT. El Estado está obligado a agilizar las acciones de regularización migratoria y las solicitudes de protección internacional, evitando generar un mayor grado de vulnerabilidad y de rezago. Además, el Estado mexicano y los consulados correspondientes deben apoyar y facilitar, con las respectivas medidas de protección a la salud, los retornos voluntarios de las personas que así lo deseen.

Es importante mencionar que los albergues de la sociedad civil se encuentran saturados y con pocos apoyos gubernamentales para proteger la salud e integridad física y mental de las personas. Es responsabilidad del Estado garantizar condiciones dignas y en libertad para las personas migrantes y refugiadas.

Rechazamos el comunicado del INM6y cualquier discurso de criminalización hacia la población migrante que legítimamente defiende y ejerce sus derechos. Hacemos énfasis en que las personas en detención han ejercido su derecho a la protesta, de asociación y libre expresión, frente a la violación sistemática de sus derechos y ante un fundado miedo de contagio del Covid-19.

Señalamos que la responsabilidad de lo sucedido en Tenosiquerecae innegablemente en el INMy, en ese sentido, en el comisionado FranciscoGarduño,así como las autoridades administrativas de la EM Tenosique. Exigimos su destitución inmediata, la investigación de los hechos y que se finquen las responsabilidades administrativas y penales correspondientes. Lamentablemente, no es la primerapersona que muere bajo resguardo del INM.

Asimismo, la Guardia Nacional es responsable de múltiples violaciones de derechos humanos cometidas en las estaciones migratorias de Tapachula y Tenosique. Esta situación nuevamente pone de manifiesto lo que se ha señalado desde diversos espacios: la Guardia Nacional no debe estar involucrada en labores migratorias, mucho menos ante la debilidad crónica de los medios internos y externos de control responsables de verificar el cumplimiento de la legislación y los protocolos aplicables, en especial en materia de uso de la fuerza.

La pandemia que enfrentamos actualmente afecta de forma generalizada a toda la población, por lo que el Estado mexicano está obligadoa adoptar las medidas necesarias para la protección efectiva de todas las personas en el territorio nacional, incluyendo a las poblaciones en situación de mayor vulnerabilidad, como lo son las personas en movilidad.

Descargar comunicado en PDF